¿Patrimonio? no, gracias

Oct 8, 2018 | Comunidad, Cultura, Destacado, Edición 235, Infraestructura, Octubre 2018, Patrimonio

Por: Mónica María Pabón Carvajal

Por: Mónica Pabón 

En aproximadamente dos décadas de participar en conversaciones, foros, charlas, encuentros y todo tipo de eventos sobre patrimonio cultural, he escuchado una y otra vez la misma pregunta ¿y es que Medellín sí tiene patrimonio? y para su respuesta las mismas expresiones: “es que somos la cultura del bulldozer”, “es que el hacha que mis mayores me dejaron por herencia”, “nosotros preferimos ser innovadores”… y sí, con cada una de estas frases se podría explicar el fenómeno de rechazo que los habitantes de Medellín han tenido y tienen frente a la conservación de su patrimonio cultural.

Somos la cultura del bulldozer, porque hemos sido cómplices silenciosos de la desaparición de bellos ejemplares de la arquitectura en la ciudad, llevamos años llorando la pérdida del Hotel Europa y junto a él, el Teatro Junín. La dolorosa demolición del Pasaje Sucre un enero de soledad, la desastrosa intervención que se le realizó al Palacio Nacional, entre otros.  Sin embargo, cuando hablamos del lamentable estado que presenta la Casa de Pastor Restrepo en el Parque Bolívar, del olvido del Cementerio de San Lorenzo, de la constante agresión que sufren las casas del barrio Prado o del desvanecimiento paulatino de los caminos prehispánicos en los corregimientos de San Cristóbal y Santa Elena, todos miramos para otro lado, porque ese no es nuestro asunto, preferimos ignorar que todo esto está pasando hoy, pero seguramente, lo lloraremos más tarde, cuando sea el momento, cuando no haya nada que hacer.

Sin duda el gran problema que Medellín enfrenta en cuanto a la protección del patrimonio y específicamente del inmueble, surge de la concepción sociocultural de la ciudad.  Medellín es una superposición de ciudades, donde las memorias no se protegen en la construcción de la nueva historia, por esto ha sido muy útil el hacha que nuestros mayores nos dejaron por herencia, ya que nos permite borrar cualquier huella del pasado para buscar el camino hacia el “desarrollo”.  Ni a los antepasados, ni a nosotros nos ha importado conservar la memoria ni la identidad. No tenemos un concepto claro sobre nuestra cultura, no hemos logrado construir una imagen propia que nos permita pertenecer y ser.  Nosotros preferimos ser innovadores, porque no entendemos qué es eso del patrimonio, eso que es del otro, eso que se mira de lejos y que de solo escucharlo ya huele a viejo, a guardado, a maluco.

Aunque todo lo anterior es cierto, considero que en un muy alto porcentaje, las problemáticas de conservación del patrimonio en Medellín están relacionadas con el desconocimiento de sus potencialidades, no solo desde sus posibilidades de explotación económica o turística, sino desde una perspectiva cultural como espacio de memoria, como evidencia histórica en continua construcción y especialmente como contenedor de vivencias contemporáneas.

Lea también: ¿Será posible caminar en el centro?

La falta de educación frente a este tema no solo afecta a las comunidades que no ven ningún beneficio en una declaratoria patrimonial, sino también al establecimiento público, cuando sus funcionarios presentan desinterés y los gobernantes prefieren ignorar el asunto, porque no se gestiona, no se divulga, no se promociona. Es decir, no se genera una política pública que oriente su protección.

La tarea entonces está en crear conciencia sobre el tema, involucrar a la comunidad en los procesos de gestión del patrimonio, insertar el construido a las redes urbanas contemporáneas y la planeación de la ciudad.  Así, los procesos participativos de educación, difusión, promoción, y autogestión del patrimonio local, serán una estrategia, no solo de ordenamiento territorial, sino de desarrollo social y económico para la población.

Para lograrlo debemos reconocer que este no es un ejercicio exclusivo del urbanismo, sino que es un trabajo interdisciplinar con énfasis especial en las disciplinas sociales. Se debe trabajar de la mano con el sector privado y lo más importante, reconocer que es el habitante el que dota de sentido a los bienes y manifestaciones culturales, es el que conoce realmente su patrimonio y le da el valor, por lo tanto, el que posibilita o no su permanencia en el tiempo.

No se trata entonces de anhelar, de vivir con nostalgia, sino de actuar inmediatamente.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

5

También le puede interesar

Se unen esfuerzos para recuperar Plaza Botero 

Se unen esfuerzos para recuperar Plaza Botero 

Con el propósito de recuperar la Plaza Botero, diferentes entidades con incidencia en el centro de Medellín han comenzado a articularse a través de una alianza que buscará fomentar la participación de los habitantes del entorno y visitantes, generar sana apropiación...

leer más
Inicia caracterización socioeconómica del centro  

Inicia caracterización socioeconómica del centro  

Recientemente inició la caracterización socioeconómica de la comuna 10, La Candelaria. Esta permitirá conocer condiciones de vida, nivel de educación, vivienda, ocupación, nivel de ingresos, relaciones y tejidos sociales, acceso a servicios públicos y las...

leer más
El centro como termómetro de la moda en Medellín

El centro como termómetro de la moda en Medellín

Por: Valentina Castaño Marín Este mes de julio, Medellín se vuelve un escenario para las tendencias con la llegada de las ferias Colombiamoda y Colombiatex. Nos preguntamos ¿qué papel tiene el centro de la ciudad dentro de este mundo? Antes de que lo digital estuviera...

leer más
Exposición Bonsái GAMAN regresa al centro comercial Sandiego

Exposición Bonsái GAMAN regresa al centro comercial Sandiego

Entre el 20 de julio y el 22 de agosto se lleva a cabo uno de los eventos de ciudad más esperados de Medellín, la  Exposición Bonsái en el Centro Comercial Sandiego, que este año llega a su vigésima tercera versión. De la programación, diseñada en el marco de la Feria...

leer más
Medellín refuerza seguridad para el 20 de julio 

Medellín refuerza seguridad para el 20 de julio 

Luego de que se conociera información relacionada con la posible interferencia de grupos subversivos o al margen de la ley, como el frente urbano del ELN, en algunas de las movilizaciones programadas para este 20 de julio, el alcalde Daniel Quintero anunció que...

leer más
Y rodó Metroplús por la troncal de la Oriental 

Y rodó Metroplús por la troncal de la Oriental 

Luego de dos años de obras y un proceso constructivo traumático para el sector, este medio de transporte masivo ahora rueda por un carril exclusivo para mejorar la movilidad del centro.  El 22 de abril de 2012 comenzó a operar la Línea 2 de Metroplús. Esta realizaba...

leer más

Suscríbase a nuestro boletín