Conectará el Teatro Pablo Tobón Uribe hasta la Plazuela Nutibara con amplios andenes, ciclorruta, arborización, amoblamiento, nuevos módulos para los venteros, esculturas, pisos blandos e iluminación a escala humana.

Por: Íngrid Cruz Riaño

La Playa es una de las avenidas más bonitas del Centro, en ella se encuentra uno de los árboles más antiguos que tiene la ciudad: una gran ceiba de 199 años ubicada en el lateral norte cerca de la avenida Oriental. Además de sus árboles llenos de historia, también cuenta con construcciones patrimoniales como el Palacio de Bellas Artes que tiene más de un siglo y sitios representativos como el Museo Casa de la Memoria, el Teatro Pablo Tobón Uribe, el Museo de Antioquia y la Plaza Botero. En ella es común ver estudiantes porque de las 14 universidades que hay en el centro, 12 están en esa zona. También tiene la mayor cantidad de entidades culturales de Medellín y muchos establecimientos comerciales.

Es indudable la importancia histórica, cultural, académica y comercial de La Playa. Se calcula que por ella transitan diariamente más de 300 mil personas, pero por la estrechez de sus andenes, muchos peatones tenían que transitar por los espacios vehiculares.

En la actualidad, La Playa está siendo renovada en tres tramos:

  • El tramo I que va del Teatro Pablo Tobón Uribe hasta la avenida Oriental, presenta un avance de obra del 96% y será entregado en los próximos días. En él se mejoraron 37.300 m2 de espacio público, tiene un aumento del 30% en las áreas peatonales, se hizo la siembra de 105 nuevos árboles, cuenta con 780 metros de ciclorruta y 150 m2 de áreas recreativas para los niños, se adecuaron 4290 m2 de jardines y tendrá cuatro estaciones EnCicla. Además, será un corredor turístico y patrimonial con más de 33 esculturas de hombres y mujeres representativos de Antioquia. La inversión realizada para esta sección es de $20.033 millones.
  • El tramo II que va de la avenida Oriental hasta Palacé, fue entregado en el segundo trimestre de 2019. Entre las acciones adelantadas para este segmento están la construcción y el mejoramiento de andenes, y el reordenamiento de la franja vehicular. En él se mejoraron 10.835 m2 de espacio público, se sembraron 31 nuevos árboles y 1047 m2 de jardines, cuenta con 310 metros de ciclorruta y nuevo mobiliario urbano. La inversión fue de cerca $10.000 millones.
  • El tramo III que irá por la avenida De Greiff hasta la Plaza Minorista, está en fase de contratación. Esta parte tiene una gran problemática social y de salud pública, presenta un alto deterioro del espacio público y circulación peatonal obstruida. La intervención en la que se renovarán 34.195 m2, pretende reorganizar el espacio público, lograr continuidad espacial de todo el corredor de La Playa e incorporar otra opción de movilidad como la ciclorruta. El valor de la inversión es de $19.508´801.473.

Sobre la renovación de La Playa, Paula Palacio, secretaria de Infraestructura Física de Medellín, afirmó que “estamos pasando en el espacio de La Playa de tener una destinación del espacio público del 70% para vehículos a un 30% y el espacio restante (el 70%) está compuesto por corredor verde, espacio de calidad y de condiciones seguras para el peatón donde sea accesible universalmente, y espacio para las ciclorrutas”.

Y Pilar Velilla, gerente del Centro, expresó que “en La Playa se encogieron sus vías y se ampliaron sus andenes más que en cualquier otro lado, haciendo que la movilidad humana sea mejor porque se va a poder caminar con seguridad, con tranquilidad y con comodidad. Aspiramos que en La Playa haya un buen manejo del aprovechamiento económico del espacio público: que algunos establecimientos puedan sacar sus mesas y sillas al andén que es amplio, convirtiéndose en un bulevar, eso hace que sea muy agradable estar en La Playa. Estoy segura que será el más lindo paseo de la ciudad, el corredor más emocionante del centro porque está cargado de historia, de cultura, un lugar ideal para que todos lo disfrutemos”.

En La Playa también se puso amoblamiento urbano, se cambiaron los pisos duros por blandos y se instaló una iluminación a escala humana. Como sobre ella hay edificios que tienen parqueaderos, los peatones necesariamente tienen que compartir el espacio con los carros, pero Velilla anotó que “ambos actores viales deben saber que la prioridad es del caminante, por tanto, los carros deben tener un tráfico lento y no ir de largo, sino entrando y saliendo (en zig-zag). El espacio público también se compartirá con los venteros quienes podrán realizar su actividad comercial y vivir de ello, pero sin estorbar. Es decir, el espacio público será de todos, pero de una manera equitativa”.

El almacén Fantasías Tiqqa queda en el tramo II lateral sur, subiendo desde Palacé, su propietaria Ángela Zuluaga dijo que “la cara del Centro ha cambiado mucho en comparación con hace 15 o 20 años. Aquí en La Playa se ampliaron los andenes, entonces se ve mucha más gente caminando y es mejor, está más bonito.”
Y Juan Carlos Charry, transeúnte, sostuvo que “la infraestructura está mejor y el espacio está más arborizado, se ve más bonito. Hay más puntos para que la gente pueda conversar, asientos donde descansar, se ve más unión social y los espacios para que la gente camine son más amplios. Ojalá sigan estos cambios favorables porque son un bienestar para todos”.

Una vez renovada La Playa hay que darle buen uso, conservando, cuidando y protegiendo los árboles, los jardines y el amoblamiento. De esta manera, se podrá disfrutar mejor de ella.