Por: María Elvira Correa

En repetidas ocasiones he escrito en mi cuenta de Twitter sobre el problema de luz que hay en el deprimido de la Avenida Oriental. Todas las tardes debo cruzar por allí para dirigirme a la autopista y varias veces he visto el problema de iluminación de la zona.

Lo más delicado es que es un trayecto frecuentado por habitantes de calle y estos se cruzan de lado a lado prácticamente sin mirar y aunque uno lleve las luces del carro encendidas, es muy complicado verlos. Podría ocurrir un accidente si es que ya no se ha presentado.