domingo, noviembre 19, 2017
Home > Comunidad > Sandiego vuelve a vestirse de bonsais

Sandiego vuelve a vestirse de bonsais

La vigésima versión de la esperada exposición de bonsáis del centro comercial Sandiego está lista desde el 9 de julio y se prolongará hasta el 13 de agosto. Este año su temática es “El jardín del loto”

Por: Alexander Barajas Maldonado

Este bonito certamen echó raíces en 1997 y no ha parado ni un solo año. En estas dos décadas, los confortables espacios abiertos del centro comercial Sandiego han acogido la muestra de bonsáis de mayor reconocimiento en el país.

Oswaldo Copeland es el director de esta exposición desde 1998, luego de prestar sus bellos árboles para la primera edición. Ya es el alma y nervio –o mejor, la savia– de una muestra que es apreciada por más de 50 mil personas por día, o hasta 70 mil en fin de semana.

Este ingeniero químico que hace más de treinta años encontró en el arte del bonsái “una actividad que te tranquiliza, te equilibra y te pone polo a tierra porque interactúas con la naturaleza”, recuerda que se trata de una muestra única en el país por ser la más visitada, por hacerse en un espacio abierto y por prolongarse por más de un mes.

Muestra temática

La presente edición, la vigésima Exposición Bonsái del centro comercial Sandiego tiene como temática ‘El jardín del loto’, en alusión directa a las propuestas trascendentes del budismo zen que dio origen a este arte milenario del lejano oriente, que se cree nació en China, floreció en Japón y desde finales del siglo XIX se expandió por el mundo.

Bonsái es una palabra japonesa que traduce árbol sembrado en bandeja, y contrario a la creencia popular, no se refiere solamente a los árboles diminutos. “En realidad, se trata de árboles a escala que fueron intervenidos por la mano de la persona, un bonsái empieza a serlo desde el primer corte que le hace su cuidador para que adquiera tal forma o proporción”, dice Copeland.

La puesta en escena de este año volverá a tener su punto más impresionante en la plazuela de Sandiego, con rocas y estatuas de Buda y otros complementos necesarios para recrear esa atmósfera de paz y contemplación. “No veremos esta vez árboles muy pequeños, habrá más bien medianos, desde 50 centímetros de alto hasta unos dos metros y medio más o menos”.

Serán cerca de 250 árboles, cultivados y cuidados pacientemente por tres expertos antioqueños, incluido el director de esta muestra. Como es habitual, la entrada es gratuita, en los mismos horarios de funcionamiento de Sandiego.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *