Por Alfredo Laserna Ruíz

Hago un llamado a que haya más control sobre las obras que se están entregando en el centro. Por ejemplo, en la avenida La Playa, se organizaron aceras y pasos peatonales pero miren “el adorno” en el techo de este puesto comercial.

El valor del espacio público es incuestionable, pero en este, el paisajismo, el urbanismo, lo estético, también debe rimar con el nuevo amoblamiento. No son cosas que vayan en contravía con el derecho al trabajo. Es sentido común, orden.

Las opiniones, comentarios y sugerencias aquí expresadas no representan la opinión del periódico Centrópolis