En una intervención en la estación Hospital del Metro, 23 establecimientos fueron sellados y 53 puestos ambulantes se incautaron debido a las deficientes condiciones higiénico-sanitarias.

En la noche de este jueves, 17 de mayo, terminó el operativo conjunto en la estación Hospital del Metro con la Secretaría de Salud, la Secretaría de Seguridad y la Policía, cuyo objetivo tenía hacer una intervención para preservar la salud de las personas y recuperar el espacio público.

El operativo dio cuenta de la existencia de riesgos para la salud pública. En total fueron sellados 23 establecimientos e incautados 53 puestos ambulantes debido a las deficientes condiciones higiénico-sanitarias, presencia de plagas de todo tipo (entre ellas cucarachas y roedores) y procedimientos inadecuados para la conservación de alimentos como cárnicos y productos cárnicos de dudosa procedencia. Más de 300 kilos de productos fueron incautados.

Desde la Secretaría de Salud Pública se reiteró el mensaje a consumidores para estar en permanente precaución con los alimentos que consumen, e igual se hizo un llamado a los comerciantes para que sean responsables con lo que venden y en las condiciones que lo hacen.

“La norma no es caprichosa ni pretende ser arbitraria, sino que está basada en la gestión de los riesgos a los que pueden estar sometidas las personas” dijo la subsecretaria de Salud Pública, Natalia López Delgado.

Asimismo, la subsecretaria de Espacio Público, Beatriz Elena Villegas, advirtió que este es el operativo más grande de este año realizado para el control de ventas de comestibles en la calle.

También le puede interesar: Del chocolate de Las Palmas a las comidas callejeras en el centro