Search
Generic filters

Así se adaptan a su “nueva realidad” los centros culturales y restaurantes

Jun 15, 2020 | Cultura, Principal

Con una gran parte de los sectores económicos operando nuevamente, otros gremios se preguntan cómo será la reactivación para ellos y adelantan gestiones para estar listos cuando eso ocurra.

Por: Vanessa Martínez Zuluaga

Después de más de 80 días de decretado el aislamiento preventivo obligatorio por parte de Gobierno Nacional y de que la economía se paralizara para combatir la diseminación de la pandemia, el pasado primero de junio muchos de los sectores productivos empezaron a operar nuevamente en el país.

Al gremio de la manufactura, la construcción y servicios básicos, se le unieron otros tantos como comercio al por mayor y detal, dentro del que se encuentran los centros comerciales, peluquerías, parqueaderos, servidores públicos y contratistas, servicios de aseo doméstico y una larga lista que desde el inicio del mes ha logrado que gran parte de la ciudadanía retome sus actividades habituales.

Sin embargo, el escenario para centros culturales, restaurantes y bares sigue siendo incierto, como también lo son su viabilidad y sostenibilidad en el futuro. En el centro de Medellín el panorama no escapa de una realidad que ha afectado al mundo entero, pero que considerando las precariedades y falta de apoyo que ya enfrentaban, específicamente los teatros y colectivos culturales antes de la pandemia, el hecho de cerrar por más de dos meses las puertas, ha profundizado la crisis.

La Pascasia es a la vez centro cultural, restaurante, bar y epicentro de grandes eventos en el centro de Medellín.

Así lo dio a conocer José Julián Villa, ocupante de La Pascasia, quien aseguró que han adelantado acciones para el diseño de su protocolo de bioseguridad, más por el ejercicio de estar listos que por otra cosa. Y añadió: “lo que pasa es que estas casas culturales no tienen estabilidad económica ni con su ocupación a tope, entonces abrir con menor cantidad de público presenta una ecuación insostenible. Además, los decretos que hasta hoy circulan para el auxilio de entidades con y sin ánimo de lucro nos desconocen profundamente. La posibilidad de reactivar conciertos, exposiciones y encuentros culturales es todavía remota y difusa; nuestra situación es crítica; y el Gobierno Nacional es miope”.

Por su parte, César Arteaga, gerente del Salón Málaga, dice no haber vivido una crisis similar desde hace 63 años, cuando fue fundado este tradicional lugar especializado en tango, “para empezar a operar hay muchas alternativas, pero pensamos que el Málaga debe estar de puertas abiertas así el negocio no esté generando recursos comparados a su capacidad. Nuestra idea sería aprovechar lo generoso del espacio que tenemos y que la gente pueda ingresar y tomarse un buen café. Por supuesto, haciendo el protocolo debido al ingreso y en el interior del local para garantizar la seguridad de nuestros visitantes… Yo creo incluso que podríamos ser la primera prueba piloto para la reapertura de centros culturales en la ciudad”.

“Es necesario el acompañamiento de la Alcaldía y su Secretaría de Salud para que avalen las propuestas que tenemos los centros culturales”, César Arteaga, Salón Málaga.

Una realidad similar la viven tradicionales restaurantes de la ciudad, quienes, aunque han migrado a las ventas a domicilio, aseguran no estar operando aún a su capacidad total. Algunos han tenido que reducir su planta operativa, no solo porque así lo requieren, sino porque los bioprotocolos para el manejo de alimentos, apuntan a que menos personas deben intervenir en ellos.

Al respecto, Pedro Isaza, gerente del Restaurante HatoViejo, agregó que la alternativa para que un restaurante pueda operar de mejor manera, lo más pronto posible, es tener con tiempo los protocolos que vaya a exigir el gobierno, para adecuar los espacios., así como la implementación de protocolos seguros, pero realmente necesarios. Además, mencionó que es importante no llenar el establecimiento de cosas que no sean eficientes y destacó la importancia de que varios sectores puedan regresar a sus trabajos para dinamizar la economía de diferentes zonas de la ciudad.

Los restaurantes han tenido que adaptarse y fortalecer su oferta de domicilios.

Los restauranteros han cambiado sus formas de operar para hacer más eficientes sus procesos, por ejemplo, tanto HatoViejo como Palazzetto de Italia, otro de los restaurantes tradicionales de la ciudad, redujeron su carta para mantener opciones frescas y ágiles. “Hemos modificado presentaciones para minimizar la manipulación de alimentos y nos hemos vuelto más fuertes en los domicilios (toma de pedidos, empacado, distribución, entrega y seguimiento del servicio”, agregó Isaza.

Así, desde el restaurante italiano, lograron contactar a sus clientes asiduos e informarles cómo están operando desde hace un mes aproximadamente. Los domicilios eran algo que no habían explorado por fuera de los límites de la comuna 10 y que ahora gracias a la necesidad de cambiar la modalidad de su operación, hicieron posible. Sus servicios ya se encuentran en las plataformas más populares de domicilios y están creciendo en sus interacciones a través de medios digitales. “Tenemos nuestra oferta extendida a toda el área metropolitana, incluso hemos llevado pedidos a Girardota y La Estrella, lugares a los que no imaginábamos que íbamos a llegar”, concluyó Viviana Villada, administradora de Palazzetto de Italia.

Nuevas exploraciones, la respuesta a la crisis

 Así lo descubriría el colectivo teatral Matacandelas, quienes después de vivir un tiempo de asimilación y cuidado de todos sus miembros, retomaron sus conversaciones, ya no en la tradicional casona de la calle Bomboná (47), sino a través de Internet.

“Cuando comenzó esto, ya que es nuestra primera pandemia y no conocíamos bien las respuestas de cómo enfrentar una situación así, evaluamos cómo se iba desarrollando toda esta situación en la sociedad y comenzamos a diseñar una programación cultural a través del canal de Youtube del Teatro Matacandelas. Organizamos conversatorios y talleres”, apuntó Juan David Correa, miembro del colectivo.

Aunque no han avanzado en la construcción de las pautas necesarias para volver a presentar sus obras de teatro con espectadores en vivo, porque aún lo ven incierto, sí han volcado sus esfuerzos en producir contenidos relevantes para su público, con la sorpresa de que ahora no solo contemplan a los espectadores de Medellín, sino de otros países, quienes también se han interesado en las creaciones artísticas del grupo. “Nos encontramos con la sorpresa de que no podíamos vernos con la gente en persona, pero teníamos una nueva posibilidad y era encontrarnos con gente de todo el país e incluso con personas de otras partes del mundo. Eso fue algo positivo en medio de esta locura, en los últimos eventos hemos tenido gente de Nueva York, España y Argentina, entonces los conversatorios se volvieron algo muy variado. Por ese lado, ha sido bastante bonita esa posibilidad”, agregó Correa.

“Ahora ya no estamos trabajando simplemente para el público de Medellín sino para el de cualquier parte del mundo que se interese en estas posibilidades de expresión artística a través de la virtualidad”, Juan David Correa, Teatro Matacandelas.

Y así como desde el teatro, los creadores han probado la posibilidad de expandir sus contenidos. Desde el tradicional salón de tango, no se han quedado atrás y a partir de un archivo amplio de presentaciones artísticas y encuentros de coleccionistas, han empezado a explorar lo que los medios digitales les ofrecen.

“Desde la Corporación Salón Málaga nos hemos tratado de reinventar, tenemos un montón de contenidos de nuestra memoria audiovisual. Esos shows de tango, encuentros de coleccionistas, las tardes de Gustavo Arteaga (fundador del salón) programando la música. La verdad tenemos un material importante que estamos transmitiendo por Facebook”, mencionó Arteaga.

Sin embargo, si hay algo en lo que coinciden quienes representan estos lugares, es en la necesidad de tener una ruta clara de acción que les permita planear el futuro y seguir ofreciendo a la ciudad productos y servicios de calidad, desde la gastronomía, desde el disfrute el arte y la creación.

Le puede interesar: Restaurantes se preparan para reabrir sus puertas. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Indicadores económicos

Más noticias