Por: León Porras

Quiero denunciar el vandalismo del que está siendo objeto el Paseo Bolívar. Escasamente lleva cuatro meses de ser entregado y ya está siendo dañado. En la foto se puede apreciar cómo los muchachos que montan en patinetas enceran y rayan las superficies de las bancas para hacerlas más resbalosas. Falta conciencia y sentido de pertenencia por el espacio público que es de todos.