La Cinemateca Municipal tiene programación constante en toda la ciudad. ¿Ya sabe a dónde puede ir a ver cine o a participar de talleres y proyectos audiovisuales sin ningún costo? Le contamos.

Por: Valentina Castaño Marín

Cuando se habla de una cinemateca, usualmente se hace alusión a la institución que se encarga de la adquisición, estudio y exhibición de material cinematográfico, generalmente por fuera de los circuitos comerciales. En el caso de Medellín, desde hace dos años, contamos con una que además es el puente conector entre la ciudad y el mundo audiovisual.

En 2014, el creciente y fortalecido sector audiovisual de la ciudad carecía de una conexión consistente con el resto de la ciudadanía. En un deseo por cambiar esta realidad, la administración municipal y diferentes actores de la comunidad audiovisual comenzaron a elaborar la reglamentación del proyecto Cinemateca Municipal de Medellín. Tras un arduo trabajo colaborativo, en agosto de 2017 surgió el decreto 614, el cual vinculó el proyecto a la Secretaria de Cultura Ciudadana y lo reglamentó definitivamente dentro del Plan de Desarrollo de la administración de Federico Gutiérrez.

Luces, cámara y acción

Uno de los componentes más fuertes de la Cinemateca es la proyección de contenido cinematográfico.

En su búsqueda por encontrar acciones que involucren a los ciudadanos con la programación y oferta audiovisual, la Cinemateca ha consolidado los
siguientes componentes principales:

Exhibición: Enfocado en la proyección de contenido cinematográfico. Cuenta con una oferta de catálogos de películas locales, nacionales e internacionales, por las cuales pagan licencias y derechos de exhibición. Ofrecen una variedad de cerca de 200 películas a diversos gestores culturales que, basándose en el conocimiento previo del público de la zona y su respectiva demanda, escogen los filmes y ciclos que consideran más pertinentes para mostrar en sus comunidades.
“Nosotros nos encargamos de algo que no pasaba antes y era que no había un ente dentro de la Alcaldía que se hiciera cargo de pagar los derechos de exhibición de las películas, por eso muchas veces las entidades o grupos culturales, o presentaban las películas a riesgo, o no las presentaban porque no podían ser legales con el pago de sus derechos. Ahora ya estamos cubriendo esa necesidad”, explica Maderley Ceballos, coordinadora general de la Cinemateca.

Le puede interesar: Obras en el Teatro Lido

Formación: A través de este componente se realizan talleres de creación, apreciación y gestión audiovisual. Se proponen en diferentes espacios de acuerdo con las necesidades o deseos que surjan en una determinada comunidad. Tienen objetivos finales diferentes: mientras que en los de creación se impulsa a desarrollar cortometrajes y se manejan laboratorios audiovisuales que permiten la formación de realizadores empíricos, los de gestión, por otro lado, están dirigidos a las muestras, festivales y gestores de cine locales en general, y buscan instruir en el debido proceso de la realización de curadurías, difusión de películas y trabajo con el público.

En sus primeros dos años la cinemateca ha acompañado 122 procesos formativos, entre talleres, clases maestras y un laboratorio audiovisual.

Archivo y publicaciones: Por ahora, más que la creación de un archivo audiovisual propio, la Cinemateca busca hacer un diagnóstico de los que ya existen actualmente, dentro de colecciones privadas en Medellín. En los dos años de la institución se han estudiado y registrado 34 archivos audiovisuales. Adicionalmente, se logró consolidar el Centro de Documentación Audiovisual en el Parque Biblioteca Tomás Carrasquilla, La Quintana. Allí se encuentra el archivo de Víctor Gaviria González, donado por él mismo a la Cinemateca, y el público puede acercarse a consultar el contenido con fines académicos.

¿Cómo ser parte?

Buscando atender de la mejor manera las realidades actuales de la ciudad, La Cinemateca adoptó una naturaleza itinerante y se vincula al resto de programas de la Secretaría de Cultura Ciudadana para fortalecer una programación constante en las diferentes casas de la cultura, bibliotecas, unidades de vida articuladas (UVA) y parques públicos de la ciudad. Pueden encontrarse proyecciones y talleres, todos con entrada libre, en cada una de las 16 comunas y cinco corregimientos de Medellín que definitivamente no hay que perderse.

Los encuentros, tanto en actividades prácticas como en proyecciones, han devenido en experiencias muy enriquecedoras para sus participantes: “Tuve la oportunidad de asistir a una clase maestra de Felipe Guerrero, un director y guionista muy teso, la clase era de montaje, hubo ejemplos de películas que él montó y otras que además dirigió. La experiencia fue muy gratificante, aprendí mucho sobre toda esta parte del montaje audiovisual y las diferentes formas para realizarlo. Volvería, fue un espacio muy bacano, hubo muchos asistentes, mucha participación y un esfuerzo claro de Felipe por responder a todas las preguntas”, así recuerda Mariana López, estudiante de comunicación audiovisual, su experiencia en esta actividad de la Cinemateca.

“Estuve presente en un conversatorio con el director Luis Ospina, me gustó porque amplié lo que conocía sobre su obra. Estoy seguro de que también he asistido a muchas de sus proyecciones incluso sin saber que eran de La Cinemateca”, apunta Camilo Montoya, un participante habitual de los eventos de la institución.
Para conocer la amplia programación y no perderle el rastro a la institución, la Cinemateca realiza mes a mes una cartilla de programación, completa y muy visual, acompañada siempre de una introducción redactada por Víctor Gaviria, que se consigue en formato físico al interior del Teatro Lido o digital en https://issuu.com/ cinematecamunicipal/docs/

Lea también: Esta es la ruta patrimonial del centro de Medellín

Además, toda la información de fechas de proyecciones, talleres y conversatorios mes a mes, también puede hallarse siguiendo a la Cinemateca en Instagram y Facebook como @cinematecamunicipal. La invitación es a no perderse más estás oportunidades que están ocurriendo en tiempo real en nuestra ciudad.