Si bien el Teatro Lido, en alianza con diversos actores de la comuna 10, ha venido reactivándose con actividades artísticas, lúdicas y culturales descentralizadas, en la actualidad su sede presenta un marcado deterioro por las implicaciones en mantenimiento que requiere su arquitectura tradicional.

El lugar presenta algunos problemas que afectan la estabilidad de la edificación y en especial su sala principal. Esto se manifiesta con el detrimento de la cubierta que genera unas filtraciones de agua lluvia.
Por eso, se realizó una evaluación tanto de toda la construcción como de la estructura de la cubierta y se desarrolló un diseño de recuperación para las cerchas de madera. Esto, sumado a los estudios entregados en 2016, conformó un proyecto integral, que garantiza a la propiedad una intervención coherente.

Filtraciones por la lluvia y detrimento de la cubierta son algunos de los problemas que en la actualidad tiene el Teatro Lido.

Este año saldrá la licitación para la ejecución de la obra y se espera la adjudicación de dicho proyecto. “Esta intervención contemplará la red eléctrica, un sistema de control automático de luminarias en los diferentes espacios propios de la edificación, iluminación exterior de las dos fachadas, el aviso emblemático, red de voz y datos, red de extinción de incendios, megafonía, red hidráulica y sanitaria, un sistema electroacústico y de iluminación escénica, diseño de señalización e intervención de cubierta, entre otros elementos”, especifica Paula Mejía, directora del Teatro Lido.

Estas mejoras le devolverán al inmueble su funcionalidad y están contempladas de acuerdo con los parámetros establecidos por las leyes de conservación patrimonial que rigen al Teatro como un bien que debe conservar sus características arquitectónicas.