Por Ramiro Garcés

Hace varios años, este edificio de estilo Art déco, ubicado en la avenida Carabobo, sirvió para alojar a los laboratorios Uribe Ángel, sin embargo, el paso del tiempo como muchas otras cosas, también se lo está llevando de nuestra memoria. Me parece que el estado de este no corresponde a la importancia que tiene. Su fachada está en ruinas, la pintura sobrepuesta es terrible y las láminas de zinc que tiene encima son del peor de los gustos. ¡Ojalá se pudiera recuperar su belleza!

Las opiniones, comentarios y sugerencias aquí expresadas no representan la opinión del periódico Centrópolis