Por: Óscar Agudelo

La señalización del tramo de la ciclorruta que queda justo en frente del centro administrativo La Alpujarra se encuentra casi invisible. La falta de pintura la hace imperceptible, lo cual genera que la gente que transita a pie por la zona ocupe este espacio y que quienes usamos bicicleta tengamos que hacer maniobras para pasar. Es necesario que estos espacios cuenten con un mantenimiento apropiado.