Por: Felipe Arango

 

El supuesto urbanismo táctico que buscaba evitar los carros mal parqueados y darle más espacio a los peatones, cada vez se viene más abajo. Esto se ve claramente en el corredor que decoraba La Avenida la Playa desde el Teatro Pablo Tobón hasta la Avenida Oriental, el cual hoy está destruido.

Las materas, que estaban decoradas y bien puestas, ahora están rotas, dañadas y cada día más despobladas. Nada diferente ocurre con las bancas, las cuales están arrumadas en esquinas, en un desorden bastante visible.

Los peatones no somos los únicos responsables de estos resultados, diariamente veo muchos conductores de vehículos y motos cruzando sin escrúpulos y dañando el proyecto de movilidad. ¿Qué hará la Alcaldía al respecto? Esa intervención no está cumpliendo su fin, y por el contrario afea bastante esta zona.