La primera fuente iluminada de Medellín volvió a funcionar en la tradicional Plazuela Nutibara

Por: Vanessa Martínez Zuluaga

Después de más de 10 años de estar inutilizada, la icónica fuente de la Plazuela Nutibara vuelve a ponerse en funcionamiento gracias a las intervenciones que la Secretaría de Infraestructura Física de la Alcaldía de Medellín hace en el Paseo Bolívar.

En contexto: Entre 1952 y 1955, el maestro Pedro Nel Gómez concibió para Medellín una gran obra en homenaje al Cacique Nutibara, obra que para el maestro significaba la fusión del hombre indígena con el conquistador.

Esta importante estructura que acoge en su interior la obra El Cacique Nutibara, del maestro Pedro Nel Gómez, uno de los artistas y muralistas más relevantes de Colombia, vuelve nuevamente a cumplir la función que tiene como parte de la memoria urbana y arquitectónica de la ciudad.

Para la renovación de la estructura se invirtieron 240 millones de pesos que fueron empleados en renovación de tuberías hidráulicas y sistema eléctrico, mantenimiento de bombas y cuarto de bombeo, instalación de sistema de control para la iluminación de la fuente, losa de piso de resistencia y acabados especiales.

La fuente funcionará tanto de día como de noche y cuenta con una iluminación especial que le da más vida al principal sitio turístico de la ciudad.