Por medio de paraderos inteligentes, las personas podrán saber el tiempo en el que llegará su ruta de bus. Así avanza esta implementación.

Por: Laura Lopez

En Medellín y el área metropolitana, desde 2011, se viene gestando un proceso de implementación de sistemas tecnológicos en los buses. Esto para dar cumplimiento al objetivo de establecer un control de flota para evitar situaciones como las puertas abiertas, incumplimiento de despachos, abandono de rutas, sobrecupo, exceso de velocidad y altas emisiones de gases contaminantes.

Según Jaime Patiño Escobar, gerente de Stratus Group, compañía especializada en la tecnología que se viene implementando en los buses, este es un sistema empotrado que tiene por objetivo censar las variables más relevantes del vehículo como son: el estado de las puertas, el conteo de pasajeros, velocidad y ubicación, y así generar alertas tempranas y optimizar la gestión de flotas.

350 paraderos en la ciudad avisarán en tiempo real el momento en el que llegará el próximo bus.

Funciona bajo la tecnología Android, que permite crear dispositivos inteligentes como los que se ven en Europa y Japón, caracterizados por generar no solo una alarma cuando hay exceso de velocidad, sino también alertas visuales y auditivas como un video que dice que la puerta está abierta mientras el vehículo se encuentra en movimiento. Esto es más efectivo para reducir los índices de accidentalidad.

Lo anterior se articula con la ubicación de paraderos inteligentes en la ciudad, un sistema en el que se viene trabajando para que opere de manera adecuada con las tecnologías que tienen los vehículos.

“Nosotros como gremio estamos exponiendo en nuestras empresas afiliadas la información acerca de la tecnología que se encuentra implementada en los buses, porque de los paraderos nos han socializado solo parte de la información. Al respecto conocemos que habrá un total de 350 paraderos en la ciudad, que avisarán en tiempo real el momento en el que el bus llegará. El primer beneficiario es el usuario del transporte público colectivo”, señala Leopoldo Gutiérrez, director ejecutivo de la Corporación de Transportadores de Antioquia (Cootransa) administradora de diferentes rutas como Circular Sur 303.

Control de flotas y paraderos inteligentes

Los equipos están regulados bajo una resolución de la Secretaría de Movilidad, que exige el control de flotas en todas las empresas de transporte público en Medellín. Los equipos bajo esta normativa deben transmitir información a una plataforma que se llama TPC, que es administrada por la Secretaría de Movilidad y el Área Metropolitana.

“A esta plataforma llega la información de dos maneras: en tiempo real y en batch. Nosotros estamos trabajando de la primera forma y hemos hecho pruebas exitosas con uno de los buses que va hacia Santa Elena. Enviamos, cada 30 segundos o cada que cambia el estado de las puertas, un registro en donde es posible detectar la ubicación del vehículo y la distancia a la que se encuentra con respecto al paradero”, detalla Patiño Escobar.

Ya se realizó una prueba piloto para probar los tiempos, estos se podrán observar en unas pantallas que estarán instaladas en los paraderos, así el usuario verá el recorrido que hace el vehículo que se encuentra esperando.

Transportadores piden claridad. Muchos han perdido grandes inversiones tecnológicas y se han visto obligados a volver a comprar los dispositivos.

Para Carlos Castro, conductor de la ruta Circular Sur 303, lograr que los paraderos inteligentes funcionen sería un gran avance, no solo para los usuarios del transporte público de Medellín, sino también para los turistas, quienes podrán tener información de cómo desplazarse en la ciudad y los tiempos estimados para llegar a algún lado.

“Este es un proceso que busca seguir desarrollando el transporte público de la ciudad y que el usuario tenga mejores herramientas para tomar decisiones. Queremos lograrlo no solo con el tema de los paraderos, sino también con el control de flotas y la integración con la Tarjeta Cívica”, especifica Humberto Iglesias Gómez, secretario de Movilidad de Medellín.

Retos en la implementación del sistema

Para el director ejecutivo de Cootransa el proceso para que esta tecnología funcione requiere de paciencia por parte de la ciudadanía, porque si bien el sistema está inventado, pasar a su implementación y funcionamiento necesita de una adecuada articulación entre la Administración Municipal y el transporte público.

El director de esta organización, que agrupa 10 empresas, con un total de 1.100 vehículos afiliados, afirma que un gran reto en la implementación de este método es que se requieren corredores exclusivos para poder cumplir con los tiempos reales de los paraderos. Además, existe el desafío del sostenimiento de la tecnología en el tiempo y la estandarización bajo unas condiciones de calidad.

“Nos conviene tener un control real de las flotas a través de los sistemas tecnológicos. Hay empresas que han invertido entre 6 y 10 millones por vehículo”. Leopoldo Gutiérrez, director ejecutivo de Cootransa.

“En diferentes reuniones con la Secretaría de Movilidad hemos solicitado que les den a los transportadores amplia claridad del cumplimiento de los dispositivos que están embarcando en los buses, porque hemos visto muchas empresas que están contratando proveedores de tecnología que no cumplen con todo lo que exige la norma. Un directivo de una compañía planteaba que iba a invertir 2.700 millones de pesos en unos equipos y la Secretaría de Movilidad le respondió que no cumplen al 100 por ciento. Les falta ser más explícitos en controlar si ese proveedor está enviando la información de la forma adecuada”, afirma Patiño. De acuerdo con el directivo de Cootransa este tema ha hecho que muchos transportadores y empresas hayan perdido sus inversiones tecnológicas y se hayan visto obligados a volver a comprar los dispositivos.

“Nosotros desde un principio les dijimos a los empresarios que los íbamos a acompañar durante el proceso, no a seleccionar los proveedores, porque en eso no nos podemos involucrar, pero sí diciéndoles cuáles son las exigencias que estos deben cumplir”, explica el Secretario de Movilidad.

Se espera que en los próximos meses la Alcaldía de Medellín realice un lanzamiento del sistema en la ciudad, en donde se explicará en detalle el tipo de tecnología que se utilizará y a partir de cuándo entrará en pleno funcionamiento.