Esta casa, cercana al Teatro Pablo Tobón Uribe, que ha albergado una historia inmensa del teatro en Medellín por 39 años, cambiará de dueños, y con ella, se cerrará un espacio vital para las artes escénicas de la ciudad

Por: Vanessa Martínez Zuluaga

La carrera 40 número 50B-32, donde el Teatro El Trueque tiene su sede actual, muy pronto dejará de albergar arte y creación, para servir de parqueadero o espacios comerciales, debido a que la antigua casona que ocupan fue puesta en venta y adquirida por los dueños del parqueadero que queda justo al lado del teatro, por lo que se asume que será utilizada con fines comerciales.

Esta situación que deja sin sede a la Corporación Teatro El Trueque, ha resultado ser un hecho que lamentan quienes han disfrutado de sus propuestas escénicas y culturales, que no son pocas en estos 17 años de historia y 10 de habitar aquella casa que también fue sede del Pequeño Teatro (por cinco años) y posteriormente del grupo teatral ExFanfarria, por 24 años más, lo que suma 39 años en total de servicio al arte escénico de Medellín.

Lea también “Vivir del trueque”

Líderes de la Corporación afirmaron que intentaron comprar el inmueble, a través de los recursos gestionados por la Ley de Espectáculo Público (LEP) del Ministerio de Cultura, sin embargo, no lograron llegar a un acuerdo con los propietarios.

Este es el comunicado oficial del Teatro El Trueque

La Creación en el Abismo

Medellín, 09 de mayo de 2019

Después de muchos ires y venires, especulaciones e ilusiones, que estuvieron a punto de hacerse realidad con la Ley del Espectáculo Público, que posibilita la adquisición y mejora de espacios para las actividades artísticas, especialmente el teatro, La Corporación Artística y Cultural Teatro el Trueque lamenta informar que el espacio donde actualmente desarrolla su actividad artística, y que ha sido teatro por más de 38 años, pasará a ser, posiblemente, un parqueadero con algunos locales comerciales según las intenciones de sus nuevos dueños, pues los antiguos propietarios optaron, con todo el derecho que les corresponde, vender sus casas para fines más comerciales que el teatro. Es así como el capitalismo voraz de nuestros emprendedores antioqueños ignora, o mejor dicho, desconoce la historia que para un gremio como el teatro se tejió en este lugar, donde es sabido, por muchos ciudadanos, tuvo su sede el Pequeño Teatro por 5 años, quien la cedió a Exfanfarria Teatro, quienes después de habitarla por 24 años, permiten que el Trueque continúe la historia por diez años más, para sumar así 39 años de un espacio referente en el paisaje teatral y artístico de una ciudad que necesita, más que parqueaderos, lugares de reflexión y éxtasis para el entretenimiento del alma.

No desfalleceremos en el empeño de tener un espacio propio para seguir construyendo sueños y creando metáforas que hagan más soportable y llevadero el vivir en esta pequeña Detroit, como lo profetizó Gonzalo Arango en su “Medellín, a solas contigo”.

Teatro el Trueque