Punto Naranja: una opción impecable para el reciclaje en el centro de Medellín

Mar 14, 2019 | Movilidad

Ubicado estratégicamente en una zona industrial y comercial de Medellín, el Punto Naranja de Emvarias en el centro ajustará pronto un año de funcionamiento. ¿De qué se trata este punto y los cuatro móviles que hay en nuestra ciudad?

Por: Valentina Castaño Marín

El Punto Limpio o Punto Naranja del centro, ubicado sobre la Avenida San Juan entre Palacé y Bolívar, es un espacio dotado de contenedores y personal calificado de Emvarias, para la recepción responsable de residuos posconsumo y de aprovechamiento. Mientras permanece abierto (de lunes a sábado de 7:00 a.m. a 5:00 p.m.), cualquier persona puede acercarse para entregar pilas, aceite de cocina usado (gestionado por Ecogras), medicamentos vencidos, electrodomésticos, empaques de aerosoles y demás residuos que no deberían ser dispuestos en contenedores de residuos ordinarios ni terminar en el relleno sanitario.

Este punto fue puesto en funcionamiento en abril del 2018 por Emvarias grupo EPM, en alianza con el Grupo Retorna, miembro de la Asociación Nacional de Empresarios (ANDI), quien es el encargado de darle el tratamiento al material posconsumo luego de que es recolectado por Emvarias. Con esta iniciativa, los residuos pueden volver al ciclo productivo y se evita que terminen en el Relleno de La Pradera emitiendo gases contaminantes para la atmósfera. “Antes solo se le decía al usuario que no podía deshacerse de estos residuos en el carro recolector y no se les daba una opción donde hacerlo. Ahora la tienen,” comenta Julieth Zuluaga, coordinadora de los Puntos Naranja.

¿No sabe qué hacer con el aceite ni la nevera vieja? Para eso existen los Puntos Naranja.

Es importante resaltar que además de recibir materiales a los que no se les puede dar una disposición ordinaria, en el Punto Naranja también se recibe todo tipo de material reciclable como vidrios, plásticos, cartones, papeles, entre otros.

¿Existe un único Punto Naranja?

Por ahora, el Punto Limpio B en la comuna 10 es el único fijo en la ciudad. Sin embargo existen otros cuatro Puntos Naranja móviles con el mismo horario de atención que el
• Central y están ubicados en:
• Parque de la Floresta: Transversal 45D con carrera 85
• Parque de Laureles: Avenida 39D con carrera 73
• Parque de Belén: Calle 31 con carrera 76
• Parque del Poblado: Calle 9 con carrera 43A

¿Ha funcionado la estrategia?

Durante el 2018, el Punto Naranja reportó haber recogido 1,5 toneladas de material reciclable y 5,3 toneladas de residuos posconsumo. Esto es un total de 6,8 toneladas de residuos menos que dejan de acumularse en el Relleno de La Pradera, sin contar lo que se recogió en los Puntos Naranja móviles.

Catalina Hernández, ingeniera ambiental y líder de aprovechamiento de Emvarias expresó: “Queremos fortalecer mucho más la conciencia en cuanto a la disposición de material reciclable. En cuanto a materiales posconsumo los usuarios han respondido muy bien, se les proporcionó una herramienta para saber qué hacer con estos residuos, pero en cuanto a los reciclables aún falta compromiso ciudadano.

Se espera que los esfuerzos sean una contribución fuerte al objetivo que se plantea la Alcaldía de Medellín en su Plan de Desarrollo Municipal (2016-2019) de elevar el porcentaje de recuperación en la ciudad (lo que se recicla) de un 18,7% a un 25%.

Usted puede llevar a los Puntos Naranja los residuos eléctricos y electrónicos, las llantas viejas, aceites de cocina usados, medicamentos vencidos y plaguicidas.

Un llamado de atención

El trabajo de aprovechamiento de residuos sólidos y promoción de la sostenibilidad que realiza Emvarias grupo EPM Medellín es de vital importancia y repercute directamente en cada uno de sus habitantes, particularmente en la problemática de contaminación ambiental y cambio climático que padece el mundo entero.
Según cifras de la Secretaria del Medio Ambiente, en Medellín se producen entre 1800 y 2000 toneladas de basura diariamente. En promedio, cada habitante produce medio kilo de basura al día, y ya somos más de dos millones. Si se tienen en cuenta estos datos, y el hecho de que el 90% de nuestros desperdicios diarios son aprovechables, casi siete toneladas de residuos menos en el Relleno de La Pradera, es una cifra que se queda corta.

La culpa no recae en el Grupo EPM, mucho menos en la Alcaldía. ¿De qué sirve que instituciones en pro de la sostenibilidad ambiental como Emvarias y tantas otras, ofrezcan servicios y capaciten personal, si los ciudadanos no logran mantener hábitos de consumo responsable? ¿Si siguen tirando el aceite por el desagüe, utilizando plásticos de un único uso a diario que terminan por contaminar nuestras fuentes hídricas, ignorando el color de las canecas y menospreciando el trabajo de recicladores y aseadores? Todas estas acciones cotidianas que se pasan por alto, porque parecen no tener un efecto inmediato, pasan facturas costosas que la tierra ya está pagando.

Si le gusta que caminar junto a su familia por calles limpias, respirar aire puro, y no se imagina vivir sin que salga agua potable de su grifo, no hacen falta más que unos clics en la página web de Emvarias (emvarias.com.co) para aprender todo lo que necesita acerca de reciclaje, aprovechamiento y cultura del aseo. Con pequeñas, pero responsables acciones, usted mismo puede construir la ciudad en la que desea vivir y el futuro que quiere para sus allegados.

La defensa del centro, de los comerciantes, de los habitantes, la promoción de este sector como el más importante de la ciudad, la realización de proyectos e investigaciones que han aportado a su desarrollo, entre otros, hacen parte de la herencia que Corpocentro ha dejado a Medellín durante cinco lustros.

1 Comentario

  1. Ana Maria Ceballos R

    Qué hacer con el ICOPOR

    Responder

Dejar una respuesta a Ana Maria Ceballos R Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Indicadores económicos

Más noticias

Suscríbase a nuestro boletín mensual

Ya está suscrito