Con este corredor peatonal se fortalecerán otros sitios vitales del centro como la Plazuela Nutibara, el Parque Berrío y la Plaza Botero.

Por: Íngrid Cruz Riaño

Muchas personas encuentran en el renovado Paseo Bolívar un sitio de esparcimiento, se sientan tranquilos en sus bancas o en los muros que bordean las jardineras para conversar, descansar o ver a la gente pasar. Cautivan los jardines verticales que hay en las columnas del metro y da una sensación de comodidad caminar por esta galería porque el espacio es más amplio para los peatones.

La gerente del centro, Pilar Velilla Moreno, se interesa bastante en el impacto que las obras de infraestructura tienen en las personas, en cómo se mejora su calidad de vida. Al respecto y en concreto sobre el Paseo Bolívar expresó que “en el momento en que se empezó a entregar el Paseo Bolívar de San Juan hacia el norte comenzó a impactar en la comunidad. Nos asombra como las personas pueden sentarse en una banca y hablar por celular, antes de empezar estas obras eso era imposible. Esto no quiere decir que todos los problemas se hayan solucionado, pero el impacto ha sido muy positivo en calidad de vida”

Declaraciones Pilar Velilla, gerente del centro, sobre intervenciones en el Paseo Bolívar

Y sobre los comerciantes del Paseo Bolívar, afirmó que con la renovación de este corredor “los comerciantes comenzaron a mejorar sus fachadas, a cumplir con la norma y hay algunos que cuidan el espacio público con acciones como regar las matas y lavar las bancas. Un cambio muy importante ha sido que los contenedores soterrados del Paseo Bolívar han hecho que los comerciantes aprendan a separar las basuras en sitio para ponerlas en contenedores diferentes”.

Por su parte, el subsecretario de Infraestructura, Andrés Felipe Uribe Zapata, anotó que “El 70% del Paseo Bolívar quedó destinado al tránsito peatonal y de ciclistas y el 30% restante para tráfico vehicular. Tiene 56.000 metros cuadrados de espacio público, un kilómetro de ciclorruta, cuatro estaciones de EnCicla y, además, se pusieron 400 luminarias led, 306 bancas fijas, 25 bancas para niños, más de 66 módulos modernos para venteros y seis contenedores de basura subterráneos”

El Paseo Bolívar se ha ido entregando en la medida en que van terminando las obras, para que la gente disfrute y los comerciantes no se perjudiquen. Hasta ahora ya se ha renovado entre San Juan y Plaza Botero, queda faltando entre Plaza Botero y Perú.

Qué dicen los comerciantes

Los comerciantes del Paseo Bolívar destacan que con su transformación ha mejorado el sector, sobre todo, en cuanto al medio ambiente. Algunos dicen que las ventas se han incrementado, pero otros no entienden por qué han disminuido si hay más flujo peatonal.

Doris Posada Muñoz, representante legal de Corbolívar, afirmó que “se han incrementado los turistas, el tránsito de personas y las ventas. El amoblamiento es muy bonito, el lugar es limpio, acogedor y seguro. Hay una buena articulación entre las asociaciones y agremiaciones de comerciantes con la administración municipal, Emarias y el Metro”. Destacó que Corbolívar aporta dos vigilantes para que cuiden el patrimonio del Paseo Bolívar.

Cesar Arteaga Franco, gerente del Salón Málaga, expresó que “mejoró mucho sobre todo la parte ambiental. Quedó más bonito, hay más arborización, orden y aseo. Es importante que haya apropiación por parte de los comerciantes, que cada uno cuide su pedacito”.

Y Carlos Gutiérrez Villegas, dueño de Ferretería Técnica, expresó que “ahora es un parque ecológico muy bonito, estamos como en medio de un jardín, hay más orden, más limpieza y estamos disfrutando de un espacio nuevo. La gente está regresando otra vez, sin embargo, las ventas han bajado, pero esto se compensa con los beneficios ambientales”.

La opinión de los usuarios

Los transeúntes y ciclistas están contentos con el Paseo Bolívar, les parece un espacio agradable y seguro en el centro.

Jesús Alfredo Quintana Barrientos anotó que “antes era muy estrecho y había poco espacio público, ahora este se incrementó y hay más zonas verdes. Transmite comodidad, uno se sienta para mirar, descansar y relajarse”.

Laura Mejía Fiallo expresó que “hay más comodidad para caminar porque las aceras son más amplias. También hay más seguridad y el sitio es más bonito, le da una nueva cara al centro. Fue traumático el cambio, pero valió la pena porque se ve todo muy bien”.

El biciusuario Sebastián Avendaño Veléz dijo que “desde que hicieron esta ciclorruta uno se puede transportar más fácil por la ciudad. Como todas las ciclorrutas están cerradas no hay peligro de que un carro lo pueda atropellar a uno”.

Y Kevin Olarte afirmó que “la ciclorruta del Paseo Bolívar ayuda en la parte económica a muchos usuarios, a mejorar el medio ambiente y, además, es muy segura, no le roban a uno”.

Tal y como lo cuentan la administración municipal, los comerciantes y los usuarios de Galería Bolívar, este es un espacio que los medellinenses deben re-conocer.