Comenzaron las obras de renovación del Parque Bolívar. Estas incluyen construcción de una plataforma cultural y adecuación de calles para darle prioridad a la movilidad no motorizada. 

Por Laura López

El Parque Bolívar es un espacio que ha marcado diferentes generaciones de la ciudad, gracias a que en este confluyen manifestaciones culturales como el mercado de Sanalejo, religiosas al albergar la catedral más importante de Medellín y comerciales por la presencia de negocios que impregnan una dinámica viva a la zona.

Se proyecta que la renovación del Parque Bolívar culmine en noviembre de este año.

Sin embargo, a este lugar por muchos años las diversas administraciones le adeudaban una profunda transformación que le permitiera a la ciudadanía disfrutar de su riqueza histórica. Por eso, ya se inició su renovación, la cual contempla una inversión de $8.258 millones y consta de dos frentes de trabajo.
El primero contempla la renovación del interior del Parque con la construcción de una nueva plataforma para eventos culturales, bici parqueaderos, fuentes para aves y también con la renovación de los pisos, zonas verdes y mobiliario urbano. El segundo se centrará en sus vías laterales (Ecuador y Venezuela). Estas serán de uso compartido entre peatones, ciclistas y vehículos, priorizando la movilidad no motorizada. Adicional a esto, se intervendrán las calles Perú y Barbacoas, como lugares de conexión y acceso al Parque.

De acuerdo con Juan Camilo Builes Mejía, subgerente de ejecuciones de la Empresa de Desarrollo Urbano (EDU), se tiene proyectada la entrega de la obra para noviembre de este año. La principal característica de la intervención es la renovación de los materiales de la zona dura y que irá acorde con la arquitectura de la Catedral Metropolitana.

El Parque Bolívar se ha convertido en escenario de múltiples manifestaciones artísticas y culturales como La Retreta, La barca de los locos, el show de La Danny y el mercado de Sanalejo. Por eso, dentro de la renovación se contempla la construcción de una plataforma, para que las presentaciones de los grupos culturales tengan unas mejores especificaciones y condiciones para los artistas. “En el Teatro Lido venimos realizando actividades y apoyando diversas instituciones que trabajan en el Parque Bolívar. Desde 2017 participamos en este espacio para que tenga una agenda artística y cultural. Buscamos con la reestructuración del Parque que todas las instituciones realicemos un trabajo conjunto desde las redes por todos los habitantes de la comuna 10. No estaremos ajenos a todas las activaciones culturales que se realicen”, afirma Paula Mejía, directora del Teatro.

$8.258 millones es la inversión para la renovación del Parque Bolívar.

Se contempla una renovación de 20.000 m² de espacio público que permitirá un incremento en las áreas peatonales de 52% a 56% y las zonas verdes de 13% a 15%. Las vías se reducirán de 35% a 16% para generar nuevos espacios para el transeúnte y los ciclistas. También se sembrarán 22 nuevos árboles y 3421 m² de jardines. “Queremos que las personas vuelvan al parque, que lo hagan en familia. Este es un lugar que ha marcado la vida de muchas generaciones por toda la tradición que encierra y lo que estamos haciendo es recuperarlo para que vuelva a ser ese sitio atractivo al que la gente solía llegar de paseo”, explicó la secretaria de Infraestructura Física, Paula Andrea Palacio Salazar.

Trabajo con la comunidad

Para los diseños del nuevo Parque Bolívar se tuvo en cuenta a la comunidad y se realizaron más de 150 actividades de socialización como talleres imaginarios, recorridos, jornadas de embellecimiento y reuniones informativas con diferentes públicos.

“Esta transformación es positiva, porque proyecta una zona patrimonial de la ciudad”. Bernardo Restrepo Montoya, párroco de la Catedral Metropolitana de Medellín.

Con la intervención al parque, y a través de la Agencia Para la Gestión del Paisaje, El Patrimonio y las Alianzas Público Privadas (APP), también se quieren generar posibilidades de aprovechamiento económico para los comerciantes del sector a través de un trabajo organizado. “Con respecto a la reforma del Parque, tuvimos unas reuniones periódicas el año pasado, en las que se conformó una especie de comité, que fue integrado por diversos líderes del sector y nos informaron todo acerca de la renovación”, señala Bernardo Restrepo Montoya, párroco de la Catedral Metropolitana.
Para el padre esta es una transformación positiva para la ciudad, por la proyección patrimonial que se puede dar de la zona, sin embargo, como se lo manifestó a quienes lideraron dichas reuniones, el sector en materia de seguridad es bastante desfavorecido y por eso es importante trabajar en ello, para que no se realicen obras que después no exista la capacidad de mantener.

Esta transformación contempla además la zona del atrio de la iglesia, con el objetivo de igualar los materiales y la arquitectura con las demás transformaciones mencionadas y con especial cuidado en el tema patrimonial. “Nosotros hemos estado muy pendientes del atrio de la Catedral, porque está bastante deteriorado, en especial durante los dos últimos años por la lluvia y los habitantes de calle, quienes han conformado unas especies de ‘cloacas’ en las horas nocturnas. Pero se ha hecho un convenio con la Arquidiócesis y la Alcaldía de Medellín para que una vez terminada la obra de renovación se continúe con la remodelación del atrio que gira alrededor de toda la Catedral. El municipio se comprometió con nosotros en esto”, detalla el padre Bernardo.