miércoles, noviembre 22, 2017
Home > Comercio > Oídos sordos al comercio

Oídos sordos al comercio

El comercio del centro quiere ser escuchado y tenido en cuenta. Así lo han manifestado las diversas asociaciones comerciales con sede en este sector de la ciudad, que a través de diferentes medios le han solicitado a la administración municipal concertar la realización de las obras de infraestructura contenidas en el Plan de Desarrollo 2016-2019.

Hay un consenso en que las intervenciones urbanísticas que se realizan y las que están por comenzar, son necesarias para la resignificación del centro, para hacerlo más amable y más amigable con el peatón, con el visitante, con el turista. En eso no hay ninguna duda y se expresa un apoyo total al Alcalde Federico Gutiérrez y a los entes encargados de dichas ejecuciones.

También hay unanimidad por parte del empresariado formal sobre las dificultades que los diferentes sectores de la economía han tenido a lo largo del año, inclusive con el temor de no lograr las metas al finalizar 2017. Cifras del DANE dan cuenta además del aumento de la tasa de desempleo nacional que llegó en septiembre al 9,2% y en las 13 más grandes ciudades al 10,5%.

Con este panorama, que ha sido similar durante todo el año, las asociaciones comerciales del centro de la ciudad, que han sido participes de las mesas convocadas por la administración municipal como interlocutores para la ejecución de los proyectos, han solicitado desde meses atrás, inclusive en algunos casos desde 2016, que el inicio de las obras físicas no se diera en los últimos meses del año, pues afectarían en gran medida las ventas de la temporada navideña, que representan cerca del 30% del total del año.

La primera alerta fue generada por el inicio de Galería Bolívar, hoy Paseo Bolívar, que con varios frentes de trabajo entre San Juan y Plaza Botero, ha cambiado la dinámica comercial en el sector. Antes de su inició la Alcaldía fue alertada sobre el impacto que dichas obras podrían generar en la carrera 51 donde se inicia El Hueco, la zona más comercial del centro. Hoy, los balances de los negocios comienzan a ser negativos, la contratación de nuevo personal se ha suspendido y comienza a gestarse un movimiento para pedir la exención del impuesto de industria y comercio, al menos hasta que se entreguen las obras.

La segunda alerta, generada hace tan solo un mes, fue dada por los comerciantes de La Playa en el tramo comprendido entre la Avenida Oriental y Palacé. Ellos, el 3 de octubre fueron enterados que las obras en su sector iniciarían el 30 de octubre. No hubo sensibilizaciones previas, tampoco posibilidad de negociación para el arranque del proyecto. Incluso, se envió al alcalde Gutiérrez una comunicación por parte de la Cámara de Comercio de Medellín, Comité Intergremial de Antioquia, Fenalco Antioquia y Corpocentro, pidiendo aplazar hasta el mes de enero esta importante intervención urbanística. Las solicitudes no fueron escuchadas y las obras comenzaron el pasado lunes 30 de octubre.

Entendemos el interés de la administración municipal en avanzar en la resignificación del centro a través de los proyectos mencionados, pero no puede hacer oídos sordos al clamor de los gremios, de las asociaciones comerciales y de los propietarios de pequeños negocios, que al unísono le han solicitado ejecutarlos preferiblemente en el primer semestre del año.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *