Por: Laura Giraldo

Me parece inadmisible que algunas personas estén pasando por el medio de los separadores de los corredores verdes de la Avenida Oriental. Ya he presenciado en varias ocasiones cómo, algunas personas, por pereza de cruzar por la cebra se pasan por encima de las plantas y flores que tanto bien le hacen al centro. ¡No destruyamos las obras que son de todos!

Las opiniones, comentarios y sugerencias aquí expresadas no representan la opinión del periódico Centrópolis