Resolución que delimita las Zonas Urbanas de Aire Protegido (ZUAP) busca proteger el aire de nuestro centro. Le contamos cuál es el polígono establecido y qué medidas se tomarán en la zona.

Por: Laura López

Debido a los altos índices de contaminación del aire en algunos sectores de nuestra ciudad, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá expidió una normatividad que establece las Zonas Urbanas de Aire Protegido (ZUAP). Estas son áreas que, debido a que sus altos índices de contaminación atmosféricas pueden perjudicar la salud de sus habitantes, requieren medidas especiales como intensificación del pico y placa para el transporte de carga y particulares (carros y motos), eliminación de zonas de parqueo, señalización especial y control al uso del espacio público.

Dichas áreas tendrán además de intensificación en el pico y placa, restricciones en el uso de vehículos que superen los 10 años de antigüedad y que no cuenten con tecnología de cero, ultra baja o baja emisión (eléctricos, híbridos y gas).

Este tema para el comercio puede resultar complejo, debido a que en especial los pequeños comerciantes no cuentan con este tipo de transporte para movilizarse o transportar su mercancía.

En ZUAP habrá intensificación en el pico y placa y restricciones de uso a vehículos que superen los 10 años de antigüedad.

“No se pueden establecer medidas intempestivas, sino que deben entrar en una gradualidad y un tiempo para que se pueda hacer un proceso de adaptabilidad. En este sentido, mi recomendación es que sean mucho más flexibles, porque de lo contrario se terminaría afectando la vida económica del comercio”, señala Sergio Ignacio Soto, director ejecutivo de Fenalco Antioquia.

De acuerdo con David Aguiar Gil, profesor de la Escuela Ambiental de la Universidad de Antioquia, ese tema de las emisiones es un círculo vicioso, “cuando se encuentra solución siempre va a terminar afectando a alguien, porque obviamente ¿Quiénes son los que tienen los vehículos con las mejores tecnologías?: los estratos socioeconómicos altos, por eso, no es tan fácil decir que de ahora en adelante los vehículos con un modelo inferior al año 2008 no se les permite circular”. Sin embargo, una alternativa que propone el académico es que los comerciantes hagan la conversión de su transporte a gas y así eviten mayores costos.

Las Zonas Urbanas de Aire Protegido, son polígonos donde se presentan altos índices de contaminación atmosférica que puede perjudicar a sus habitantes.

Alejandro Álvarez Vanegas, coordinador de Cultura Ambiental de la Universidad EAFIT, afirma que la calidad del aire en este momento ya ha dado varias alertas y aunque no se ha cuantificado el efecto de las altas emisiones en la salud, el centro ya ha dado muestras de los problemas ambientales que tiene y por eso es que se deben tomar acciones.

“En las zonas donde exista más contaminación son necesarias medidas drásticas. Por eso es importante transmitirles a las personas que se afectan con estas restricciones que no son los únicos, sino que también otros están en la misma situación. Y como este es un problema colectivo, las cargas que se llevan para las soluciones también deben llevarse de forma colectiva”, expresa Álvarez Vanegas.

La Estación Centro Tráfico, ubicada en Plaza Botero, es la unidad que a través de los estudios de la calidad del aire en el centro, ha determinado que es un área de alta contaminación vehicular y a partir de allí surge la resolución que establece las ZUAP.

Acciones con la soga al cuello

Desde el 2015 en la Estación Centro Tráfico, unidad ubicada en Plaza Botero y encargada de realizar la medición de la calidad del aire, se identificó el centro como un sector con una clasificación alta en contaminación. Sin embargo, medidas como la de ZUAP se toman solo este año, cuando como dice el académico Alejandro Alvarez “tenemos la soga al cuello” y desde hace tiempo se pudo haber prevenido este tipo de situaciones por medio de la implementación de un plan para mejorar la calidad del aire y la movilidad, además, seguramente de haberse realizado acciones preventivas no se tendrían los altos costos que hoy se están pagando en el tema ambiental y en la salud de las personas.

“Siempre he pensado que todo este tipo de iniciativas requieren voluntad política, porque este problema en el área metropolitana no es reciente. Esto viene desde el año 2014 cuando se estableció el Plan Integral de Gestión de la Calidad del Aire (Pigeca). Sin embargo, este plan empezó a presentar contingencias hasta marzo de 2016 que fue cuando la comunidad se empoderó del tema. Además, incluso muchas veces a los mismos políticos les da temor decir: ‘el centro de Medellín es una Zona Urbana de Aire Protegido’”, afirma Aguiar Gil.

De esta manera, se espera que la articulación con la Alcaldía de Medellín, por medio de la Secretaría de Movilidad, pueda poner en marcha esta resolución, la cual establece un mayor control y vigilancia a las emisiones, de conformidad con lo establecido en el Código Nacional de Tránsito y la Ley 1383 de 2010.

270.724 viajes ocurren al día en el centro, según la Encuesta Origen y Destino de 2017.

ZUAP en el centro

En el centro de Medellín, el área establecida como ZUAP de acuerdo con la Resolución 002231 de agosto de 2018, está constituida por el polígono delimitado al sur por la Calle 44 (Avenida San Juan) hasta la Calle 58 (Echeverry) en el Norte, al Oriente desde la Carrera 46 (Avenida Oriental) hasta la Carrera 57 (Avenida Ferrocarril) en el Occidente.

Este polígono incluye las cuatro vías anteriores y los intercambios viales adyacentes que son: intercambio vial de la Avenida Ferrocarril con Echeverry (La Minorista), intercambio vial de San Juan con la Avenida Ferrocarril y el intercambio vial de San Juan con la Avenida Oriental. Adicionalmente, la ZUAP incluye los corredores de la Avenida El Palo (Carrera 45) y la Avenida Girardot (Carrera 43) entre las calles 44 y 59.