miércoles, noviembre 22, 2017
Home > Comunidad > Qué es eso de la no violencia

Qué es eso de la no violencia

Algunos lo consideran una cultura, sin embargo, algo está claro: la No Violencia no es inacción, sino claramente acción.

Por: Víctor Vargas

“La no violencia propone, no impone”. Así define este concepto el Comunicador Social - Periodista e ‘instigador’ de múltiples iniciativas por la defensa de los derechos humanos y de la vida, Juan Fernando Mosquera.

Lo hace en medio de otros hombres y mujeres que, desde distintos ámbitos, disciplinas y roles, entregan mucho de lo que son para que la vida y los derechos de todos, de todas, sean intocables.

Ellos se reunieron en el marco de ‘Foros desde el Centro’ organizado por Corpocentro y el Centro Colombo Americano, cuyo tema central fue ‘La No Violencia: lecciones después de la guerra’. Allí, especialmente Mosquera y la también periodista, docente, investigadora social, consultora en No Violencia e integrante de la Fundación Gandhi, Luz Gabriela Gómez; dejaron claro que la dimensión fundamental de este concepto es la acción.

De qué se trata

Nada menos que de la determinación de buscar, promover, alcanzar cambios, ya sean políticos o sociales, de manera absolutamente pacífica. Históricamente se considera que esta ideología la originó el indio Mahatma Gandhi durante el proceso de independencia de la India frente al Imperio Británico. Dentro de las acciones no violentas del ahora legendario líder político y espiritual, estuvieron la desobediencia civil, las huelgas de hambre y una célebre: la Marcha de la Sal, realizada en 1930.

Buscando reivindicar el derecho de su pueblo a recolectar sal (un elemento de primera necesidad para ellos), que monopolizaban los británicos y mientras sectores indios pedían la confrontación armada para resolver situaciones como esta; Gandhi caminó 300 kilómetros para llegar a la costa de su país y recolectar con su manos, un poco de sal, un acto simbólico que luego de 60.000 detenidos -entre ellos Gandhi-, generó el reconocimiento del virrey británico de la imposibilidad de imponer la ley con las armas. Finalmente liberó a todos los prisioneros y reconoció a los indios el derecho a recolectar sal por ellos mismos.

Y esa determinación de defender la vida, los derechos, con acciones de manera absolutamente pacífica, es la que llevan en el alma y la palabra los invitados al Foro.

“La No Violencia tiene principios esenciales y son muy bellos. Uno de los que más me conmueve es la no cooperación: tengo que tener el valor de resistir y hacer objeción de conciencia a lo que considero que está mal”, afirmó Gómez, directora académica durante tres años de ‘Mayo por la vida’.

En esa línea se expresó Juan Fernando Mosquera cuando recordó que la inacción sí es generadora de violencia, más en una sociedad que se confronta hoy con hacer la paz, mantenerla, hacerla “duradera”.

“La primera forma de violencia es no escuchar al otro. Lo vemos en la casa, en la sociedad cuando usted no escucha al del lado. Empieza a hablar más duro y no lo oyen. Levanta un poco la voz y luego llora y nada. Pues luego coge y tira una piedra o lo empuja. Entonces la violencia no nació allí. Dices que él pegó primero, pero la primera violencia fue ignorarlo. El gran problema de esta sociedad es que no escucha, ignoramos a los demás”, afirmó Mosquera, también promotor de ‘Mayo por la Vida’.

Ante esos retos de ciudad y país, el moderador del Foro, Gerardo Pérez, líder social y promotor de convivencia, lanzó la pregunta esencial: ¿qué debemos hacer entonces los colombianos?

Gómez respondió que en la resistencia ante la violencia, en tomar acciones que promuevan la vida, a pesar de los reveses, reside la “esperanza”. Como la que ofrecen los colectivos en Medellín, “que nos están enseñando que si hay derechos vulnerados, tenemos que resistirnos”.

Tanto Mosquera como Gómez, coincidieron en que el poder de las acciones está en la ciudadanía activa, en personas que deciden tomar una actitud ética frente al otro. Incluso Gómez criticó a quienes posan de ’voceros’ de las necesidades de los colombianos, más en este momento histórico de transición a un nuevo contexto posacuerdo.

“Yo digo que lo más importante en este momento es no ser cínico. Cínico es el que cree que se las sabe todas y cree que tiene la manera de resolverle los problemas a la gente. (...) Esa historia de los ‘todo poderosos’ que llegan a las comunidades porque lo saben todo, es absolutamente lejana a la No Violencia”.


‘Foros desde el Centro’, aportando a la construcción de la Paz

Al Foro realizado en el auditorio del Centro Colombo Americano, estuvieron invitados también Luis Bernardo Vélez, secretario de Inclusión Social de la Alcaldía; Maira Duque, activista, gestora de proyectos culturales e integrante del movimiento No matarás y Alejandro Vásquez, maestro en artes y fundador de la Corporación Cultural El Puente Lab, laboratorio de activación cultural. Ellos compartieron desde sus campos, distintas estrategias por la defensa de la vida.


Frente a la violencia es necesario trascender de los diálogos a las acciones. Maira Duque, integrante del Movimiento No Matarás.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *