Por: Laura Lopez

Tras entrega del Informe de Calidad de Vida 2017, por parte del programa “Medellín Cómo Vamos”, el Alcalde y su gabinete analizaron y presentaron los resultados. Estos fueron los puntos destacados referentes al centro de Medellín.

La seguridad, las acciones por el mejoramiento de la calidad del aire y la promoción del espacio público, fueron los ejes principales que se trataron en la mesa de trabajo con el Alcalde Federico Gutiérrez, respecto a las cifras arrojadas para el centro, en el Informe de Calidad de Vida de Medellín 2017.

Para esta zona se destacaron además las labores que se vienen realizando en cuanto al fortalecimiento de la seguridad y la gobernabilidad, a través de mecanismos como el incremento de cámaras para la detección de diversas infracciones de tránsito y el hurto en sus diferentes modalidades.

El informe analiza sectores como: pobreza, desigualdad, educación, salud, empleo, seguridad, convivencia, vivienda, servicios públicos, movilidad vial, espacio público, medio ambiente, finanzas públicas, desempeño económico y competitividad.

Por medio de grabaciones con un 80% de cámaras en calidad HD se han logrado revelar detalles como números de placas vehiculares e identificación delincuencial en el caso de los robos. Estas medidas  que también se han tomado en otras zonas, permitieron que el hurto de motocicletas en la ciudad pasara de 742 en 2016 a 435 en 2017. Y que además el robo de vehículos haya pasado de 130 a 122 en este mismo periodo.

En cuanto a las acciones para promover el espacio público y el mejoramiento del medio ambiente, el Alcalde resaltó las intervenciones físicas y ambientales en los corredores del centro, el programa Rutas para Vos (estrategia de conectividad peatonal), la renovación de Paseo Bolívar, consolidación de Junín, recuperación de andenes y calzadas, la remodelación y mantenimiento de parques y la renovación del paisaje a través de operaciones como la siembra de árboles en el corredor de la Avenida Oriental.

Lo anterior, ha permitido llegar a una cifra de 3,64 m2 de espacio público por habitante, con una inversión en dichas acciones, entre 2016 y 2017, de $277.933 millones. Sin embargo, se tiene un presupuesto definitivo para 2018 de $53.218 millones.

Pese a estas inversiones, el Alcalde cuestionó la transformación de Medellín como sociedad “¿Por qué en las zonas en donde más hemos invertido los recursos son las que muestran las cifras más alarmantes en términos de violencia contra las mujeres, niños, abuso?” El burgomaestre afirmó que “Nos hemos transformado más desde lo físico.  Las inversiones que hemos hecho han sido de la fachada hacia afuera. ¿Dónde quedó la familia, los valores, la autoridad del padre y la madre?”

Sobre el anterior cuestionamiento Pilar Velilla, gerente del Centro, manifestó que es un tema importante, porque allí incide no solo la acción del Estado, sino también la participación de los ciudadanos. Esto se refleja de manera particular en la zona central de la ciudad, porque es un lugar con un bajo sentido de pertenencia, ya que muchas normas que las personas cumplen en sus barrios no las aplican en el centro. Por eso, en muchos temas, se observa caos.

“Sabemos que existen una serie de acciones que contribuyen al mejoramiento del centro y que tienen que ver con su desarrollo integral. Por ejemplo: el cargue y descargue del servicio de transporte público, el manejo de residuos sólidos,  la movilidad, la disciplina social y una serie de aspectos que son importantes tenerlos en cuenta como ciudadanía y en los que existe una responsabilidad del Estado. Se observan carencias en un tema de formación integral”, expresó Velilla.

Otra cifra revelada en el Informe de Calidad de Vida de Medellín 2017 fue la de pobreza.  Se calcula que en la ciudad hay un total de 356 mil personas pobres y de ellas 90 mil en pobreza extrema. No obstante, un total de 25.960 personas fueron acompañadas en la superación de la pobreza el año pasado. El programa Medellín Solidaria ejecutó entre 2016 y 2017 $35.213 millones y el presupuesto definitivo para este año es de $16.651 millones.

Se calcula que en Medellín hay 356 mil personas pobres y de ellas 90 mil en pobreza extrema.

Además, 1.101 personas han sido beneficiadas a través de alianzas con el sector privado, por medio de acciones de intermediación laboral y formación para el empleo. A estos procesos se han vinculado organizaciones como Éxito, Emtelco, Comfenalco, Eficacia, Novaventa, Teleperformance y Texmodas.

Sin embargo, uno de los grandes retos que plantea el Alcalde es lograr reducir la desigualdad desde el punto de vista de los ingresos, pues en Medellín existe una brecha muy grande entre lo que ganan las personas de algunos sectores con respecto a las de otros. Lo anterior se refleja en el indicador de las condiciones de vida, el cual reveló que la zona de El Poblado tiene las mejores condiciones de vida (75,3/100) mientras que El Popular tiene las menores (34,8/100).

Transformaciones demográficas

Un hallazgo relevante que pone de manifiesto transformaciones políticas es la tasa de fecundidad: en Medellín cada mujer tiene en promedio 2 hijos. También la esperanza de vida incrementó a 78 años. Lo anterior implica que habrá menor población infantil en el sistema educativo, mientras que se incrementarán los riesgos de enfermedades crónicas debido al aumento en la población adulta mayor y se acelera la demanda de empleo al crecer la cifra del adulto joven.