En la calle Ayacucho se sembró, hace 148 años, una especie conocida como Gualanday, cuyo género real es Jacaranda. En la actualidad es candidato a ser declarado como Patrimonio Cultural Arbóreo de Medellín.

El Gualanday de Ayacucho recibe la protección y cuidado de la Alcaldía de Medellín a través de un plan de manejo a 15 años, que incluye mantenimiento constante. El plan asegura la estabilidad y la presencia de árboles urbanos con valor histórico e importancia ambiental.

La declaratoria de Patrimonio Cultural Arbóreo es un proyecto de la Administración Municipal que busca destacar aquellos árboles que se encuentran en el entorno urbano y que tienen alto valor, no solo histórico, sino cultural, ecológico y paisajístico, con el propósito de conservarlos.

Ayacucho fue, en 1870, el primer paseo urbano de Medellín en el que se implementó la iniciativa de sembrar árboles en espacios públicos. Hoy, este lugar aún conserva uno de los doce árboles que se sembraron en esa época.