Va terminando un año complejo en el que la situación económica de los empresarios y de la ciudadanía en general no fue buena, pero que especialmente golpeó a quienes trabajamos y vivimos en la comuna 10, La Candelaria, una zona que reúne gran parte de las problemáticas que vive la ciudad.

Desde el Periódico CENTRÓPOLIS y la Corporación Cívica Centro de Medellín –Corpocentro-, no fuimos ajenos a las dificultades que se presentaron en la economía, sin embargo, hicimos los mayores esfuerzos para continuar con nuestras gestiones en pro de la defensa y promoción de este territorio y de nuestros afiliados.

La historia de CENTRÓPOLIS no ha sido fácil, en gran medida por las dificultades que un medio alternativo e independiente como este, tiene para lograr la vinculación de empresas que permitan el equilibrio económico. Por ello, en esta ocasión agradecemos a todas las entidades públicas y privadas, que nos acompañaron durante las once ediciones del año, sin las cuales hubiera sido imposible contar el centro con una mirada crítica, propositiva y que refleja las preocupaciones y los deseos de miles de personas.

Sea también el momento de agradecer a los más de 63 mil lectores de nuestra edición impresa y cerca de 30 mil de la edición digital, que nos acompañan mes a mes, en la lectura de los temas que escogemos con detenimiento para informar sobre diferentes tópicos: movilidad, economía, seguridad, medio ambiente, cultura, infraestructura y salud, entre otros.

Hemos sido fieles, y lo seguiremos siendo, con la calidad y rigor periodístico que se merecen ustedes nuestros lectores, gracias a lo cual hemos obtenido en los últimos años importantes premios regionales como mejor medio impreso comunitario en 2014, mejor crónica impresa en 2016, mejor reportaje gráfico en 2017, todos ellos en el Premio de Periodismo Comunitario.

Desde Corpocentro agradecemos a las empresas afiliadas a la Corporación, su compromiso indeclinable por aportar al centro de la ciudad a través de nuestra entidad. Así como lo hicimos en 2018, seguiremos defendiendo los intereses de quienes generan empleo, pagan impuestos, le aportan a la ciudad desde la legalidad. Es nuestro compromiso seguir realizando gestiones por resignificar el centro, un espacio que tiene muchas más cosas buenas que malas, pero que sigue siendo estigmatizado, un territorio que ofrece multiplicidad de actividades de todo tipo, desde el comercio, pasando por la educación y la cultura, y en el que es posible vivir armónicamente.

Estamos seguros que 2019 será un buen año para todos. El centro mostrará una nueva cara con las obras de infraestructura que se están entregando y aquellas que concluirán en el primero y segundo semestre, todo ello permitirá que se presente una nueva dinámica que hará más amable y llamativo recorrer los parques, plazas y corredores peatonales.