El Centro Colombo Americano de Medellín cumple setenta años de actividades formativas en las que el sentido de responsabilidad social ha sido el principal de sus pilares. Conozca esta iniciativa

Por: Daniela Jiménez González

“La beca no ha sido solo la parte académica, también nos ha hecho mejores personas, jóvenes y líderes. Es magnífico poder enfrentarnos con la realidad en la que vivimos las comunidades afro e indígena, conocer un poco de nuestra historia y de dónde provenimos”, cuenta Carlos Ortega, un joven becario del programa Martin Luther King Jr Fellowship (MLK) del Centro Colombo Americano de Medellín, una institución que no solo tiene espacio para las clases de inglés, sino también para el arte y la cultura.

Como Carlos, muchos estudiantes se benefician de las becas que ofrece el Colombo Americano en su línea de proyectos sociales. Las posibilidades de optar por uno de estos programas son variadas, dependiendo del perfil del aspirante. Para el caso de Martin Luther King Jr Fellowship, quienes se postulen deben ser jóvenes universitarios de estratos 1, 2 y 3, de origen afrodescendiente o indígena. Esta modalidad de formación intensiva en el idioma inglés surgió en 2006, tiene una duración de dos años y ya ha tenido presencia en ciudades como Cartagena, Barranquilla, Bogotá, Cali, Medellín, Quibdó y Apartadó.

Otros de los programas de becas son College Horizons Outreach Program (CHOP) y English Access Microscholarship Program. Aunque ambos están dirigidos a estudiantes de los últimos grados de bachillerato de estratos 1, 2 y 3, CHOP está enfocado en poblaciones afro e indígena.

El Centro Colombo Americano ofrece distintas becas para poblaciones de bajos recursos.

“A los aspirantes les exigimos que tengan un buen registro académico. En el programa MLK preferimos estudiantes que estén entre tercero y quinto semestre. Que nos muestren compromiso para cursar los programas en sus dos años de formación. Esta beca conlleva un componente de liderazgo, por lo que se ofrecen talleres para que los muchachos sean agentes de cambio en sus comunidades”, agrega Claudia Villa, directora académica del Colombo Americano. Las convocatorias para postularse a estos programas se realizan cada dos años, generalmente en el mes de noviembre, con el fin de empezar estudios al año siguiente.



nstitución no solo tiene espacio para el aprendizaje del idioma inglés, sino también para el arte y la cultura.