Para la transformación del corazón de la ciudad, la Alcaldía de Medellín ha invertido cerca de $270.000 millones. El aseo es clave para mantener lo logrado con las obras.

Por: Víctor Vargas

El centro de Medellín, por donde cada día transitan más de un millón doscientas mil personas, es sede de miles de comercios y asiento de la mayor parte de los casi 15 mil vendedores ambulantes de la ciudad, y genera diariamente cien toneladas de basura.

Las obras de transformación del centro de la ciudad requieren de un intenso trabajo de aseo, recolección y disposición de los residuos sólidos. Tanto de los que se generan por las obras como por los habitantes.

Afirman quienes conocen el centro, que nunca antes se había hecho tanto desde el gobierno municipal por transformarlo y darle un estatus diferente al que tenía cuando cargaba con una connotación de lugar sucio y caótico.

La base de ese cambio han sido las obras físicas, con la intervención de corredores como Bolívar, Junín y La Playa, entre otros, que le han dado un aspecto estético renovado y que se han acompañado con el trabajo de Emvarias Grupo EPM en materia de recolección de residuos sólidos, con una operación 24/7 que involucra a cerca de 400 personas.

“No sé qué sería del centro sin Emvarias, el trabajo no solo es en este momento, sino desde hace muchos años, pero hoy hacen un trabajo bien importante por mantenerlo espectacular. Ahora, necesitamos también ayudarles, que cada comerciante se apropie del frente de su negocio”. Afirma César Arteaga, dueño del tradicional Salón Málaga ubicado en la carrera Bolívar.

Sacar la basura a la hora adecuada es muy importante para evitar que los habitantes de calle rompan las bolsas y rieguen su contenido.

Él es uno de los tantos comerciantes que se han unido a Emvarias Grupo EPM y a toda la institucionalidad para integrar un bloque de actores que, juntos, impidan que todo lo avanzado en materia de limpieza del centro se pierda y que con obras o sin obras, este valioso y complejo sector, permanezca impecable.

Edwin Jaramillo, jefe de Zona Centro de Emvarias Grupo EPM, cuenta orgulloso que en el objetivo de cuidar los espacios transformados trabajan en forma conjunta y colaborativa con las secretarías de Medio Ambiente, de Infraestructura, Inclusión Social, Salud, Subsecretaría de Espacio Público, UNE, EPM, la Policía Nacional, la Empresa de Desarrollo Urbano EDU y el Jardín Botánico. Unidos integran la Comisión de Aseo y Ornato.

Las campañas de sensibilización, que hacen parte del componente de Cultura Ciudadanas del Aseo de Emvarias, que apoyan también la Fundación EPM y la institucionalidad buscan, entre otros objetivos, recordar que Emvarias Grupo EPM tiene unas frecuencias fijas, para que cada comerciante y residente tenga claro cuándo se hará la recolección.

Además de ello, desde mayo y hasta agosto de este año se adelantan campañas de sensibilización con tomas en los puntos donde se han realizado obras, para que los comerciantes y residentes tomen conciencia de la responsabilidad conjunta de cuidar cada espacio, cada metro del sector, ya que advierte que pese a la magnífica transformación, todavía hay ciudadanos que no se ‘contagian’ del sentido de apropiación necesario para sumar en el propósito de un centro impecable.

Para comerciantes como César Arteaga, Emvarias Grupo EPM y el centro, requieren del compromiso de todos para mantener el aseo y estado de las transformaciones del sector.

“Hemos construido entre todos un programa para estimular el buen manejo de los residuos sólidos, fomentar la apropiación de los espacios en quienes nos visitan y sobre todo muy enfocado en los comerciantes y residentes del entorno para que se empoderen de sus zonas”, dice Jaramillo, agregando que ese trabajo se hace puerta a puerta, persona a persona, con la estrategia de sensibilización.
El Secretario de Medio Ambiente de Medellín, Sergio Andrés Orozco Escobar, explica que “desde el año 2016, la Administración Municipal ha adelantado 362 intervenciones de aseo y ornato en Medellín”, que hacen parte de la estrategia del Comité de Aseo y Ornato.

Otro de los trabajos claves que lleva a cabo Emvarias Grupo EPM cuando se realizan obras públicas en el centro, y por supuesto durante la actual transformación, son las jornadas que adelanta en los sectores con frentes de construcción. Allí, dice el jefe de Zona Centro, durante los momentos previos al inicio de trabajos y para mantener la calidad del servicio de recolección, se dialoga directamente con residentes y comerciantes “para adelantar un plan estratégico para la recolección, que garantice las frecuencias y la calidad del servicio. Como hay lugares a los que el carro no puede acceder, acordamos con la comunidad la metodología durante las obras”.

De esta manera, con operaciones sin descanso, jornadas de sensibilización a comerciantes y comunidad, mesas de trabajo interinstitucionales y la suma de actores que apoyan su operación, Emvarias Grupo EPM, sigue trabajando para que el centro permanezca como un sector al nivel de los grandes centros del mundo: limpio, impecable y organizado para el disfrute de todos.

Emvarias Grupo EPM opera en el centro las 24 horas del día. Las frecuencias de recolección son diarias e incluso en sectores especiales dos veces por día. Por ello se recalca en la necesidad de que los comerciantes se coordinen con los horarios establecidos.