Un estudio de la Universidad Nacional propone que el centro le ceda el barrio San Diego a El Poblado. Así mismo, recibiría de Villa Hermosa los barrios San Miguel y La Mansión. ¿Qué dice la Alcaldía?

Por Diana Isabel Quintero R.

El barrio San Diego, que hoy forma parte del centro de Medellín, comuna 10 (La Candelaria) se sumaría a la comuna 14 (El Poblado). De otro lado, la comuna 8 (Villa Hermosa) le cedería al centro los barrios San Miguel y La Mansión. De esta manera, el centro pasaría de tener 17 barrios a contar con 18.

En promedio Medellín crece unos 350 mil habitantes en una década.

Éstas y otras recomendaciones se desprenden del estudio “Nueva división político administrativa de Medellín”, realizado para la Alcaldía por la Escuela del Hábitat de la Universidad Nacional, como una de las metas del Plan de Desarrollo 2016 – 2019. Fue contratado en 2017, por un valor de 800 millones de pesos, y analizó las condiciones socioculturales, económicas y ambientales de la capital antioqueña.

Como conclusión general recomienda que Medellín pase de tener 16 comunas a contar con 20. En cuanto a los corregimientos, se aumentarían de 5 a 6. Las nuevas comunas serían Calasanz, El Volador, Poblado Sur y San Antonio. En cuanto a los corregimientos, se plantea la creación de Pradito.

Ana Cathalina Ochoa Yepes, directora del Departamento Administrativo de Planeación fue enfática en resaltar que por ahora se trata solo de una propuesta, y que dada la dimensión de sus implicaciones se está revisando en detalle. “Tenemos que ser muy responsables, tenemos que analizar cuántas Juntas de Acción Comunal se deberían crear, cómo serían los equipamientos, las estaciones de Policía, entonces es un análisis completo que también impactaría el tema de presupuesto participativo”.

“Estamos analizando, además, el tema de Hacienda, con el marco fiscal de mediano plazo, que es muy importante. En fin, son muchas variables que hay que tener en cuenta”, agregó la directora del ente municipal.

Medellín pasaría de tener 16 comunas a contar con 20. En cuanto a los corregimientos, se aumentarían de 5 a 6.

En este ejercicio de revisión están trabajando 14 secretarías de la Alcaldía y cinco entes descentralizados, entre ellos Inder, Sapiencia, EDU, Isvimed y Metrosalud. La Secretaría de Control y Gestión Territorial está revisando el esquema catastral.

Dentro de la propuesta se plantea sustraerle al centro el barrio San Diego, que curiosamente en 1987 pertenecía a El Poblado, y en el año 2000 se le sumó a la comuna 10. Según Planeación Municipal, al quitarle San Diego al centro para agregárselo a El Poblado, se le restaría una población a la comuna 10, pero con la propuesta de incorporarle los barrios San Miguel y La Mansión, se le estaría adicionando otra, entonces se da un equilibrio.

El ente municipal sostiene que la revisión de la división político administrativa de la ciudad se realizó teniendo en cuenta el sentido de pertenencia de las comunidades, producto de esa exploración, se encontraron personas que pertenecen a una comuna, pero se sienten parte de otra.

Para crear un barrio se necesitan mínimo 7.500 habitantes, mientras para crear una comuna se requieren, al menos, 60 mil.

Entre los criterios para establecer esta propuesta se busca tener encuenta la proximidad de los equipamientos, definir comunas compactas, en las cuáles las personas puedan desplazarse más fácilmente y estar más cerca de las zonas de soporte o centralidades, al tiempo que se conserva el relacionamiento entre la población. También se dio especial importancia a dirimir conflictos limítrofes para que los barrios puedan reconocerse dentro de una unidad territorial.

Planeación Municipal recalca que el Plan de Ordenamiento Territorial -POT- es la norma de mayor jerarquía, por lo tanto, la división político administrativa no puede mover ni un centímetro el perímetro urbano.

En cuanto a los antecedentes, es importante recordar que hace 32 años no se realiza una revisión de la división político administrativa de Medellín. Hace 19 años se hizo una actualización que solo cubrió el ámbito urbano. Para la administración municipal es claro que la revisión es necesaria porque es la forma de entender que la ciudad no es una sola, ni homogénea, y por ello debe dividirse en porciones territoriales que posibilitan un mejor manejo.

Esta administración terminará de analizar en detalle el impacto y la viabilidad de la propuesta de la Universidad Nacional y entregará sus conclusiones a la próxima administración municipal, que será la encargada de discutirla y decidir si la acoge o no.

Expertos urbanistas opinan

Sobre la propuesta de que el barrio San Diego pase del centro a El Poblado, Luis Fernando Arbeláez Sierra, arquitecto, con estudios en planificación urbana y exdirector de Planeación de Medellín comentó: “Me parece que puede ser pertinente, aunque no conozco el estudio. La comuna del centro debe agrupar una serie de barrios alrededor de la Candelaria, y aquí anoto algo: la división por comunas no puede ignorar la división barrial, esta se debe conservar porque el barrio es el núcleo fundamental de la ciudad.  O sea que ese debe ser un principio que no se debe violar: los barrios como fundamento constitutivo de las diversas comunas”.

Por su parte el arquitecto Jorge Pérez Jaramillo, exdirector del área Metropolitana y de Planeación de Medellín, señaló “como concepto general se trata de una armonización de la estructura de la administración, de acuerdo con la evolución de la sociedad y la ciudad, que está en agenda en el municipio hace varios años, lo que generará capacidades de gestión adecuadas a las condiciones vigentes en el territorio”.