La contaminación, el clima y la alimentación son factores importantes a tener en cuenta al visitar este sector para compras o distracción. Protegerse del sol y cuidar lo que se come, son dos medidas que le ayudarán a disfrutar de su visita.

Por: Víctor Vargas

Vacaciones en el centro

En esta temporada de vacaciones y Navidad, de compras, turismo y salidas recreativas, el centro de la ciudad es un lugar muy atractivo, pues ofrece la posibilidad de hacer todas estas actividades en un mismo lugar.

Sin embargo, venir a disfrutar del corazón de Medellín requiere de unos cuidados preventivos en materia de salud que son importantes tener en cuenta para que la visita sea un éxito.
CENTRÓPOLIS consultó a dos expertas en materia de cuidado de la piel y en nutrición, para que brindaran a nuestros lectores consejos para cuidarse del sol y de las frituras y dulces característicos de los alumbrados y los largos días de compras.

La piel, punto clave a proteger

Es habitual que solo pensemos en protector solar cuando vamos para la playa, el campo o una excursión, por ejemplo. Sin embargo, ir al centro requiere también unas medidas que nos protejan de factores como la radiación solar y la contaminación.
María Fernanda Corrales Sierra, médica dermatóloga y docente de la especialización en la Universidad CES, explica que la contaminación puede resecar nuestra piel, por lo que una primera medida cuando se planea salir de compras o hacer turismo por varias horas, es la aplicación previa de crema humectante, incluso desde la noche anterior.

“La contaminación ambiental hace que la piel se reseque. La crema humectante crea una barrera protectora artificial que permitirá que la piel esté sana y protegida de los factores contaminantes”, señala la experta Corrales Sierra.
Esto como primer paso. En segundo lugar, disponer de toda la batería de protección contra la temida y nociva radicación solar. La profesional en dermatología sugiere usar un protector con factor mayor a 30. Recuerde que hay dos tipos de factores: el UVV, que se mide en números. y el UVA, que se mide en cruces. Respecto al UVA, se debe aplicar uno que al menos tenga cuatro cruces.

La experta recomienda usar ropa con mangas largas, pero si por el calor quiere usar algo descubierto puede apelar a uso de las sombrillas que, explicó, lo ideal es que sean de color negro porque bloquean mucho más la radiación. También sugiere usar sombreros de ala ancha y gorra, aunque lo ideal es ponerse el primero.
En materia de radiación, los días nublados también requieren de estas medidas mencionadas. Incluso si usted está de compras en la amplia oferta de comercio y almacenes del centro use protector solar, ya que las luces ‘azules’ que iluminan los locales también generan radiación.
La dermatóloga Corrales Sierra invitó, además, al uso de gafas oscuras y, si quiere salir a conocer o disfrutar los atractivos del centro y llevar sus bebés menores de seis meses, la experta recomendó no usar con ellos protectores solares, ya que normalmente no son aptos para sus pieles. Con estas edades, explica, “lo ideal es la protección física: cubiertos con ropa, con las carpas de los coches o sombrillas grandes.

Cuide su alimentación

Gema Taborda Herrera es una esteticista que con frecuencia visita el centro para adquirir a un mejor precio los insumos necesarios para su actividad. Un día, un poco apresurada, se decidió a comprar un pequeño perro caliente en un puesto cerca del ‘Hueco’.
Unas pocas horas después tuvo complicaciones gástricas que la obligaron a consultar con su EPS y dejar de trabajar por al menos un día.

“El médico me dijo que tenía una intoxicación y que fuera más prevenida, ya que algunos lugares de venta de alimentos en la calle no tienen las mejores prácticas sanitarias”, relató.
Por ello, Catherine Franco, nutricionista y dietista docente de la Universidad CES, explicó que los alimentos “deben ser consumidos en lugares que garanticen todas las medidas sanitarias, que tengan también buenas prácticas higiénicas de preparación. El agua potable es importantísima, entonces se debe evitar consumir donde no estén todas las condiciones ideales”, indica la experta.

En el aspecto sanitario, usted también tiene la obligación de recordar lavar sus manos antes de comer, ya que, si está de compras, ellas pueden están en contacto con dinero, empaques, barandas de escaleras y demás puntos en los que las bacterias pululan y se transmiten de una persona a otra.

Otro punto importante a la hora de consumir alimentos en el centro, por esta época de tanto agite y tumulto, es la cantidad. La moderación es importante para prevenir efectos negativos por alto consumo de grasa y azúcares, por ejemplo, y en especial en los niños que son atraídos por salsas y dulces.

“Una buena estrategia es comer algo liviano antes de ir allí, para no llegar con mucha hambre, no pecar por exceso”, recomienda la nutricionista.
Así que si quiere disfrutar de los alumbrados, ir de compras a los centros comerciales o al ‘Hueco’, recuerde estas recomendaciones para que usted y su familia disfruten de este maravilloso sector sin tener luego alguna reacción adversa.