No es un secreto que el centro es la zona donde se concentra la mayor oferta de actividades culturales de toda la ciudad, y que las entidades que trabajan por su promoción han liderado por muchísimos años las acciones para que la ciudadanía vuelva al área central.

Con la transformación urbanística que se ha empezado a dar gracias a las acciones decididas de la Alcaldía, materializada inicialmente con el primer polígono de Paseo Bolívar, el corredor verde de la Avenida Oriental y la próxima entrega del tramo 2 de la Avenida La Playa, con seguridad más ciudadanos querrán en un futuro cercano conocer los cambios que se vienen generando.

Para aportar a esta transformación y mostrar qué ofrece el centro a los medellinenses y turistas en el ámbito cultural, desde esta edición y hasta el mes de noviembre, publicaremos cinco especiales que hemos denominado “Cultura en un centro vivo”, que son posibles gracias a la Convocatoria de Estímulos para el Arte y la Cultura 2018 de la Secretaría de Cultura Ciudadana.

Tenemos la certeza de que al centro hay que contarlo y recorrerlo. Porque las buenas historias, esas que nos hablan de manera profunda sobre nuestra identidad y que intentan dar respuesta a lo que nos inquieta como ciudadanos, serán siempre un motivo para que cada vez más personas se animen a habitar nuestra Comuna 10 sin afanes, ni prejuicios.

En “Cultura en un centro vivo”, nuestros lectores podrán encontrar: historias sobre la red de museos existentes en la Comuna 10, artes escénicas, arte callejero, inmersión en las letras de nuestra comuna y gastronomía, buscando mostrar desde la visión de un ciudadano común y corriente, cómo se puede disfrutar el centro a través de estos tópicos.

Queremos que la ciudad se enamore de lo bueno, de los aspectos positivos del centro, del arte y la cultura. Sabemos que es un trabajo de largo plazo, pero desde CORPOCENTRO y CENTRÓPOLIS estamos comprometidos, dispuestos y apasionados por esta apuesta.

El arte y la cultura, en una comunidad tan diversa como la de Medellín, son apuestas narrativas que desde CENTRÓPOLIS tenemos claras. Las propuestas relacionadas con estos ámbitos, en una zona de la ciudad en la que la actividad cultural nunca para y en la que el consumo de este tipo de agendas es tan ajeno para muchos, son la manera como contribuimos a la formación de públicos, al fomento de espacios y ofertas culturales.

Estamos convencidos de que una buena historia es la mejor invitación a participar de la vitalidad artística de un sector que se resiste a los señalamientos de quienes aún no lo conocen y que tiene siempre sus puertas abiertas para todos aquellos que saben que no hay una zona de Medellín con tanto potencial cultural y con tantas ganas de ser caminada, habitada y contada.

Esperamos entonces que estos especiales sean bien recibidos por nuestros lectores, que sirvan de guía para conocer más el centro y de inspiración para recorrerlo.