Conozca cómo proteger a esta peluda y maulladora población, con expertos veterinarios. Le contamos cuáles son sus enfermedades más comunes, síntomas y tratamientos.

Por: Victor Vargas

Medellín ha abrazado a la familia felina, dejándose conquistar por su particular manera de ser, a veces indiferente, otras juguetona o traviesa, y por sus enormes saltos tratando de atrapar desde moscas hasta aves.

Pero esa independencia que caracteriza a los gatos, también los hace vulnerables ante enfermedades bastante complejas de detectar y que afectan seriamente su salud.

¿Para qué debe prepararse?

Si usted es un amante empedernido de los gatos debe conocer que una de las dolencias más frecuente es la afectación de las vías urinarias, o del sistema en general.

Para Carolina Vargas Vélez, médica veterinaria de la Universidad de Antioquia y especialista en Medicina Felina y Medicina Interna, la presencia de sangre en la orina, cambios en el color de esta, orinar en lugares distintos al habitual y cambio de rutinas, son síntomas de una alteración en el sistema urinario que puede poner en riesgo la vida del minino.

“Esta enfermedad puede comprometer en algún momento su vida y algo muy importante es que, a diferencia de los perros, los gatos no manifiestan su dolor a través de un sonido”, explica la médica sobre la complejidad de la detección oportuna de la enfermedad. Además de ello, advierte la profesional, si el felino está agresivo, es posible que no esté pudiendo orinar, síntoma que “requiere de una atención de urgencia”.

En este, como en todos los casos, la prevención es necesaria. La médica Vargas Vélez señaló que es clave hacer frecuentes exámenes de sangre y orina. Además, de ser posible, realizar con cierta periodicidad una ecografía. Por otra parte, si su gato tiene más de ocho años, es necesario un control anual que pueda detectar tempranamente una afección que luego puede ser de alto riesgo para él.

Una buena alimentación con bastante proteína y suficiente agua fresca, son condiciones que disminuyen la probabilidad de enfermedades urinarias.

Otras enfermedades

Otras enfermedades frecuentes en los felinos domésticos son el sida y la leucemia. Cabe anotar que estas afecciones pueden ser controladas y según el médico veterinario de la Universidad de la Salle y actual estudiante de maestría en Medicina Veterinaria, Luis Miguel Grajales, casi un 50% de los gatos de Medellín podrían ser portadores, pero nunca desarrollan los síntomas y pueden gozar de una vida tranquila.

Pero entonces, ¿cuándo se ‘prenden’ los síntomas? Para el veterinario, estos se desarrollan por situaciones estresantes para el gato que puedan disminuir sus defensas, o en una pelea donde el otro animal es positivo.

El monitoreo y la consulta permanente al veterinario son claves para prevenir las enfermedades en los gatos.

“Generalmente la enfermedad se transmite por contacto directo. Hay gatos que las personas no los cuidan y tienen tendencia a salir de la casa, es ahí cuando entran en contacto con gatos de la calle. Una medida importante es la esterilización y castración para evitar que el contacto sexual los lleve a la transmisión”, advierte el profesional.

En ello coincide la médica Vargas Vélez, al señalar que también en gatos que viven en hacinamiento se pueden trasmitir estas enfermedades que, si bien por si solas no tendrían signos agresivos en la salud, sí serían la puerta para otras enfermedades debido al bajón en las defensas que les es característico.

De hecho, frente a la permanencia de felinos en la calle, la Secretaría de Medio Ambiente de Medellín, indicó a CENTRÓPOLIS que durante la presente administración (enero de 2016 hasta principios de julio de 2019), fueron rescatados 675 individuos, equivalentes al 46% de la población rescatada en la Comuna 10 (perros y gatos).

Entre los síntomas de estas enfermedades, los profesionales Grajales y Vélez, explican que están el decaimiento, episodios de fiebre, abscesos sub mandibulares, pérdida del apetito, mal aliento, por citar los más relevantes. Frente a los casos de sida y leucemia, lo básico es la realización de la prueba que determine la condición positiva o negativa del felino y a partir de allí tomar las medidas necesarias para su bienestar.

En este orden de ideas, la vacunación frente a la leucemia viral es importante, para evitar que el felino la adquiera y es además una acción que resulta accesible ya que según indicó la Secretaria de Salud, durante el periodo enero 2016 a junio 2019, se vacunaron en la comuna 10 un total de 6.298 gatos. Además, se esterilizaron 867 individuos. Así que cuide bien a su gato, pues este requiere de su atención y cuidado para mantener una buena salud que le permita compartir durante muchos años de su felina compañía.

Cuidado con las enfermedades gastrointestinales

Los cuadros gastrointestinales son bastante frecuentes. La diarrea y el vómito son producto de las afecciones parasitarias y su frecuencia se da por el alto nivel de adopciones que se da en la ciudad, en el que los gatos han estado expuestos en las calles a los parásitos.

Para prevenir las enfermedades gastrointestinales es necesaria la desparasitación. Esta se hace por primera vez a los veinte días de nacido y luego cada veinte días hasta cuando llegue a los cuatro meses. A partir de esa edad la desparasitación depende del entorno en el que viva el gato.