jueves, diciembre 14, 2017
Home > Diciembre de 2017 > El centro tiene como ser un atractivo en turismo

El centro tiene como ser un atractivo en turismo

Expertos y autoridades coinciden en que, como producto turístico, el centro tiene todo el potencial de cualquier ciudad del mundo. Sin embargo, hay tareas por hacer.

Por: Víctor Vargas

El Centro de Medellín, con 57 atractivos incluidos en el reciente inventario turístico local, numerosas joyas arquitectónicas, amplia oferta cultural, capacidades competitivas y productivas, y caracterizado -afortunadamente-, por su caótico acento; tiene todo el potencial para ser un producto turístico de altísimo nivel: solo hay que hacer más para lograrlo.

Así lo concluyeron expertos y autoridades del sector turismo, convocados por CORPOCENTRO y el Centro Colombo Americano, en la quinta versión de ‘Foros desde el Centro’, espacio para estructurar propuestas para una mejor ciudad.

En esta ocasión se abordó ‘el centro como producto turístico’ tema relevante en un momento de auge de la ciudad, representado en un aumento del 24% de visitantes extranjeros durante 2016.

¿Qué es un producto turístico?

Básicamente es la integración de atributos tangibles (museos, plazas, bares) e intangibles (amabilidad, servicio, seguridad) que juntos, se ofrecen para que el turista viva una experiencia positiva.

“Nos falta tener un verdadero producto turístico en el centro, pero ya el inventario da cuenta de que si no lo tenemos, este tema en Medellín estaría incompleto”, afirmó Luz Helena Naranjo, docente y exsubsecretaria de Turismo de Medellín.

Naranjo se refirió a falencias en seguridad y movilidad, reclamos que son recurrentes para un centro más atractivo y para garantizar un producto turístico de calidad. Así lo cree también Vianette Monsalve González, fundadora de la Red de Periodistas de Turismo de Colombia y directora del portal destinosverdes.com

Monsalve considera que muchos turistas que visitan el centro vienen tras la oferta, entre otros de la Plaza Botero, pero se alejan por los robos; por ello, pidió en el Foro más acciones de las autoridades. Además, expresó su molestia por los medios de comunicación que solo visualizan el centro como algo negativo y llamó a un periodismo mucho más propositivo y que destaque, sin negar problemáticas, sus mejores atractivos.

“La gente que sabe de arte alucina con las esculturas de Botero. En los Campos Elíseos (París) hay tal vez tres o seis máximo, acá son 24, pero se necesita más apoyo”. Asimismo explicó que las iglesias deben estar abiertas más tiempo, pues son un atractivo invaluable que no se ha podido consolidar en el circuito turístico. Agregó que no es necesario ocultar los elementos no tan positivos del sector, ya que ellos se encargan de reflejar la verdadera idiosincrasia de la ciudad y eso es valorado por el “verdadero viajero”.

En ello coincidieron todos los invitados: el centro tiene suficientes recursos turísticos, atractivos, dinámicas y capacidades productivas y competitivas para constituirse en lugar turístico, sin necesidad de ocultar lo “menos estético”.

“Estamos vendiendo una imagen de ciudad maquillada, una imagen inducida y los verdaderos viajeros que saben apreciar la otra cara, la están descubriendo solos. Nuestra responsabilidad es orientarlos, programarlos y ofrecérselos nosotros. No podemos volver el centro aburrido, es caótico y eso es bello”, dijo Henry Toro Ríos, antropólogo, especialista en Arqueología de la Arquitectura y estudiante de doctorado en Historia y Territorio.

En el espacio de construcción que fue moderado por Pablo Vélez, profesional de la Subsecretaria de Turismo, estuvo presente Sandra Echeverri, actual coordinadora del proyecto ‘Antioquia Pinta en Grande’ y quien fue además subsecretaria de Turismo de Medellín (2012 - 2016); así como directora de Fomento y Turismo de la ciudad (2007).

La funcionaria puso sobre la mesa la necesidad de generar sinergias permanentes entre el sector público y el privado. “Lo público desde la planeación y el diseño; y los empresarios, desde la articulación y comercialización. Hay que unirse, no se puede trabajar aislados; debemos crear una sinergia para que los productos lleguen al turista y los operadores los vuelvan tangibles y dinamicen la economía”, concluyó Echeverri.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *