Expertos y autoridades coinciden en que, como producto turístico, el centro tiene todo el potencial de cualquier ciudad del mundo. Sin embargo, hay tareas por hacer.

Por: Víctor Vargas

El Centro de Medellín, con 57 atractivos incluidos en el reciente inventario turístico local, numerosas joyas arquitectónicas, amplia oferta cultural, capacidades competitivas y productivas, y caracterizado -afortunadamente-, por su caótico acento; tiene todo el potencial para ser un producto turístico de altísimo nivel: solo hay que hacer más para lograrlo.

Así lo concluyeron expertos y autoridades del sector turismo, convocados por CORPOCENTRO y el Centro Colombo Americano, en la quinta versión de ‘Foros desde el Centro’, espacio para estructurar propuestas para una mejor ciudad.

En esta ocasión se abordó ‘el centro como producto turístico’ tema relevante en un momento de auge de la ciudad, representado en un aumento del 24% de visitantes extranjeros durante 2016.

¿Qué es un producto turístico?

Básicamente es la integración de atributos tangibles (museos, plazas, bares) e intangibles (amabilidad, servicio, seguridad) que juntos, se ofrecen para que el turista viva una experiencia positiva.

“Nos falta tener un verdadero producto turístico en el centro, pero ya el inventario da cuenta de que si no lo tenemos, este tema en Medellín estaría incompleto”, afirmó Luz Helena Naranjo, docente y exsubsecretaria de Turismo de Medellín.

Naranjo se refirió a falencias en seguridad y movilidad, reclamos que son recurrentes para un centro más atractivo y para garantizar un producto turístico de calidad. Así lo cree también Vianette Monsalve González, fundadora de la Red de Periodistas de Turismo de Colombia y directora del portal destinosverdes.com