domingo, febrero 18, 2018
Home > Comunidad > San Ignacio: tertulia, patrimonio y cultura

San Ignacio: tertulia, patrimonio y cultura

En la Plazuela San Ignacio, uno de los complejos arquitectónicos más antiguos de la ciudad, se gesta un proyecto de articulación de historias, patrimonio, educación y arte.

Por: Daniela Jiménez González

Entre conversaciones, venteros ambulantes, estudiantes y hasta partidas de ajedrez, discurre la cotidianidad de la Plazuela San Ignacio, uno de los lugares más tradicionales del centro de Medellín, cuya arquitectura neoclásica remonta a la época en la que los frailes franciscanos iniciaron, en 1803, la construcción de un colegio, una iglesia y un convento. En la actualidad, estos edificios históricos que se erigen en el costado oriental de la plaza no son otros que el Paraninfo, sede primigenia de la Universidad de Antioquia, el Claustro de Comfama y la Iglesia San Ignacio.

Es en este complejo arquitectónico donde nace, en mayo de 2017, el proyecto San Ignacio, distrito cultural y patrimonial, un programa que busca articular a las instituciones que conforman y rodean a la Plazuela (el Claustro, la Iglesia, el Paraninfo, el Edificio Comfama, el Tranvía) y a otras instituciones aledañas en un trabajo colaborativo en el que se promuevan las agendas y las actividades culturales, el arte, el teatro, la memoria histórica y arquitectónica de un sector que encierra numerosas posibilidades.

Entre estas instituciones aledañas que se suman a la iniciativa se encuentran la Antigua Escuela de Derecho, la Fundación Universitaria Bellas Artes, La Pascasia, Taller 7, Homero Manzi, el Archivo Histórico de Medellín, el Pequeño Teatro, el Teatro Popular de Medellín, Elemental Teatro, el Matacandelas, entre otras.

El panorama es amplio: emblemáticas construcciones que resguardan gran parte de la historia de la cultura antioqueña, sitios de discusión académica para las distintas artes y saberes, recitales de poesía, conciertos, libros, lecturas, una conjunción entre lo urbano y lo más tradicional. Sin duda, espacios que se empeñan en llegar a todo tipo de públicos y que constituyen, a su vez, un sector propicio para el ocio y el esparcimiento.

El objetivo de este distrito cultural y patrimonial, además de construir una oferta articulada entre estas instituciones, es trabajar en un proyecto urbano en el que se diseñe una señalización del sector y se propongan recorridos integrados. “Queremos tener un diálogo que ya empezamos a establecer con la administración pública y el gobierno nacional en temas de patrimonio, planeación y ordenamiento de este polígono y buscamos crear una asociación por medio de la cual generemos gestiones conjuntas”, indica Sergio Restrepo, gerente del Claustro Comfama.

Se espera que en dos meses ya exista una programación unificada de todas las instituciones, en la que además de trabajar como una idea colaborativa, se evidencie también el sello y la esencia propia de cada entidad. Hoy en día ya existen algunas actividades culturales conjuntas, entre las que se destacan los recorridos guiados a través del perímetro del distrito cultural San Ignacio, que buscan ahondar en la memoria del sector y hasta en los nombres de las calles en compañía de un historiador. Estos viajes a pie se realizan todos los miércoles desde las 6:30 p.m.

En definitiva, el proyecto de distrito cultural va por buen camino y algunas de las actividades pasadas se destacaron por su buena acogida. Entre estas se encuentran La arepa invita, una serie de conferencias de gastronomía y degustación o Llegó la hora, una actividad que tenía como fin reparar y poner en funcionamiento el reloj de la Iglesia San Ignacio, que llevaba 47 años sin mover sus manecillas.

La música, la educación, el cine, el teatro, los talleres recreativos y formativos, las discusiones y debates serán el eje fundamental de esta programación conjunta en la que se le propone a los transeúntes y a los habitantes del centro de Medellín un espacio cultural abierto, se les invita a recorrer las calles aledañas con complicidad, a dejar de lado los estigmas. A esta idea se suma Sergio Restrepo, quien enfatiza en que más allá de hablar de “recuperar el centro” se debe es propiciar puntos de encuentro, regresar a este espacio donde nació el pensamiento, la cultura y la educación en Antioquia: “No hay que pensar en recuperar el centro, hay que habitarlo mejor. Habitarlo sin tanto afán, con más paciencia y más calma, con parsimonia, con tranquilidad y amor”, afirma.


En San Ignacio, distrito cultural y patrimonial se construye una programación cultural conjunta para todo tipo de públicos.

La música, el cine, el teatro, las bellas artes y numerosos tipos de saberes encuentran en este distrito cultural y patrimonial un proyecto en común.




¡A ti te estamos buscando!

A mediados de este año nuestro periódico Centrópolis cumple 15 años de circulación, tiempo en el que con mucho amor por el centro, hemos trabajado para darte la información más completa de lo que pasa mes a mes en la zona que nos une.

Deseamos seguir creciendo, por eso, con motivo de nuestro aniversario, queremos construir en comunidad un mejor producto, para que mensualmente tengas en tus manos un periódico acorde con tus necesidades y que se siga destacando por lo más importante: su calidad.

Esperamos contar contigo, pues tu opinión es muy valiosa para nosotros. Si eres lector de Centrópolis y quieres participar con tu punto de vista en nuestra renovación, escríbenos tu nombre completo y número de celular al correo [email protected] o llámanos al 2312245. Si quieres ayudarnos debes comunicarte con nosotros antes del 14 de febrero. Tras la inscripción te contaremos de qué se trata la actividad colaborativa que haremos, el lugar, hora y fecha.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *