Ropa de segunda: un negocio que prospera en el centro de Medellín  

Nov 10, 2021 | Comercio, Comunidad, Últimas noticias

Algo está cambiando en la forma de consumir moda en Colombia. A la fiebre de comprar en línea, esa que tanto se disparó durante la pandemia, se le ha sumado otra modalidad que por años había vivido bajo la sombra del estigma: la ropa de segunda mano. 

Según un estudio privado publicado por la empresa de consultoría de gestión, Consultamos, en Colombia el mercado de la ropa usada ha crecido en un 450% en los últimos cinco años y se estima que continuará con el alza al menos hasta 2025.  

Iniciativas como Go Trendier, Garage Sale o Renueva tu Clóset, que comenzaron en el extranjero y fueron poco a poco abriéndose paso en Colombia, le dieron al mercado un vuelco total, pasando de ser una alternativa mal vista, a convertirse en una estrategia de moda y sostenibilidad. Sin embargo, la ropa de segunda no es una novedad y por años ha tenido un espacio importante en el mercado del centro de Medellín.  

 

El Balcón 

 

La Plaza Minorista es la despensa de granos, verduras y frutas de la capital antioqueña. Aunque se destaca por su comida fresca, esto no es todo lo que allí puede conseguirse. En un sector conocido como “El Balcón” se encuentra el mayor expendio de ropa de segunda de la ciudad. Son cerca de 40 locales que se caracterizan por la variedad de prendas y sus bajos precios.  

Ropa de segunda ropa usada

Jeans de marca a $12 mil, botas de trabajo en perfecto estado por $15 mil, camisas de niña a $500 y de mujer por dos, tres o cinco mil pesos, incluso gabanes de marcas europeas por no más de 30 mil pesos, son una muestra de tesoros ocultos entre ganchos y montículos coloridos que ocupan todas las mesas disponibles del sitio.  

“En ‘El Balcón’ encontré la chaqueta de Harley Davidson que hoy es mi favorita. Siempre me ha apasionado vestirme diferente, la ropa de colección, y aquí uno puede encontrar verdaderas joyas y comprar por montón con lo que no me alcanzaría ni para un par de tenis nuevos”, comenta Andrea Valencia Marín, clienta frecuente del lugar.  

El éxito del negocio está en los muchos proveedores y la facilidad para comprar la ropa en grandes cantidades. Esta llega de todos lados, hay desde quienes la consiguen en los barrios de Medellín con conocidos, hasta quienes la piden a otras ciudades del país o a Estados Unidos, de donde llega en bultos de a 500 o 600 prendas, cuyo valor oscila entre los 400 y 800 mil pesos dependiendo de la calidad del contenido.  

Así mismo, los comerciantes empacan y envían al Chocó, al Urabá, a la costa Caribe y a diferentes pueblos de Colombia, donde es recibida para revender.  

 

Un negocio de antaño 

 

Javier, o ‘el gato’ como mejor lo conocen, ha trabajado en el negocio de la ropa de segunda desde antes de que hubiera aprendido a hablar. Su mamá compraba y vendía en la Plaza Cisneros, o El Pedrero, en los tiempos en que aún no existía La Minorista. Hace 37 años, cuando el mercado municipal se trasladó hasta ese predio al lado del río, la familia de Javier lo hizo a la par. Desde entonces ha tenido su local en ‘El Balcón´. 

“Es muy rentable, con esto hemos sacado adelante a toda la familia. Mi madre fue una mujer muy juiciosa, somos seis hijos y a todos nos enseñó a trabajar en esto. Con el dinero que hizo pudo comprar varias casas y después dejarnos los locales a nosotros”, comenta Javier mientras selecciona prendas para meter en un costal que ese mismo día se despachaba a Magangué.  

Ropa de segunda ropa usada

En su almacén se puede encontrar de todo, patines, zapatos de gala para hombres, botas de trabajo, chaquetas, jeans, sudaderas, y lo que no tiene, seguro que sí se encuentra en la tienda que maneja su hermana, un par de puertas a la izquierda de la suya.  

Beto es otro de los muchos vendedores en El Balcón, dice que su almacén se destaca porque siempre recibe a los clientes con una sonrisa; sin embargo, es imposible ignorar una sección contigua a su local principal que parece ser diferente a la mayoría. 

“Esa tienda se llama American One, ahí tengo todo lo que es ropa americana. Hay chaquetas de colección que vendo hasta por 300 mil pesos,” explica el hombre mientras sus clientas llenan bolsas con faldas, zapatos de niño y hasta trajes de baño.  

“Ahora ha crecido más la demanda, y va a seguir creciendo. Hay mucha gente vendiendo por internet y nosotros les proveemos”, concluye Beto. En definitiva, el negocio de la ropa de segunda mano no irá a ningún lado y en Medellín, el centro siempre será el lugar ideal para encontrarla.   

 

También puede interesarle: Programa de apoyo de la Cámara de Comercio de Medellín para jóvenes empresarios

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

También le puede interesar

Notarías de turno este sábado en Medellín

Notarías de turno este sábado en Medellín

Por medio de la resolución 00610 de 2021, la Superintendencia de Notariado y Registro (SNR) determinó los turnos en los que las notarías del país prestarán servicio al público durante los sábados de 2021.  Para determinar estas jornadas se tiene en cuenta la...

leer más
Conozca y fotografíe el centro a través de recorridos a pie

Conozca y fotografíe el centro a través de recorridos a pie

Los recorridos guiados son comunes en el centro de Medellín. Aquí no es extraño ver a cualquier hora del día grupos de personas que se detienen a observar los íconos de la ciudad, en muchos casos, estos suelen ir por los mismos espacios e incluso tener guiones...

leer más
La muerte lenta de sitios icónicos del centro de Medellín

La muerte lenta de sitios icónicos del centro de Medellín

No solo la pandemia, sino muchos otros males, le están dando una muerte lenta a sitios icónicos en el centro de Medellín. Y si bien esa desaparición de reconocidos nombres comerciales y culturales de nuestra comuna se han dado en medio de la crisis mundial más grande...

leer más
Un trasteo: nunca más 

Un trasteo: nunca más 

Por Juan Moreno    Cada vez que me mudo de casa digo, juro y deseo con todas las fuerzas de mi alma, que sea la última vez que me toca un trasteo, situación de la existencia que no le deseo a nadie. Y eso que hace unos días una amiga de mi mamá dijo, mientras yo me...

leer más

Suscríbase a nuestro boletín