sábado, noviembre 18, 2017
Home > Comunidad > Primera guardería de Medellín cumple 100 años

Primera guardería de Medellín cumple 100 años

Gota de Leche, la primera guardería que se creó en Medellín, cumple 100 años cuidando a los niños de la ciudad. Más de 30.000 alumnos han pasado por sus aulas. Conozca la historia de esta hermosa obra.

Por Redacción Centrópolis

Cuando Medellín apenas era una pequeña villa, con tranvía municipal y un río cristalino, las mujeres se daban cita en la quebrada Santa Elena -debajo de esa placa de cemento que hoy conocemos como Avenida La Playa- para lavar la ropa de sus familias.

Era 1917. En el resto del mundo la atención se centraba en la Primera Guerra Mundial y en Medellín los gobernantes estaban con la cabeza puesta en el nacimiento de la Sociedad Protectora de Animales y el grupo de rescate, la semilla de lo que hoy es el Cuerpo de Bomberos.

Solo un hombre, el sacerdote jesuita Gabriel Lizardi, se interesó en ese grupo de matronas que lavaban mientras conversaban. En una de sus visitas a la quebrada, se dio cuenta de los “malabares” que hacían estas madres para poder restregar las prendas sin que sus hijos se fueran al agua.

Y aunque en un primer momento buscó ayudarles regalándoles leche para los niños, en pocos días se dio cuenta de que su ayuda a la comunidad podía ser mayor. Entonces caminó unas cuadras hasta un salón del colegio San Ignacio -que le fue cedido- y allí fundó Gota de Leche, la primera guardería que tuvo la ciudad. Desde ese día se ocupó del cuidado de los niños.

En el primer año de funcionamiento fueron 56 los pequeños que llegaron. Un año después las hermanas Dominicas se unieron a la causa. Y en 1929 llegó Juan Alcides Tabares Mesa, el alumno vivo más antiguo.

Para ese entonces era un muchachito flaco a punto de cumplir tres años. Hoy, con 90, recuerda que en Gota de Leche aprendió todas las cosas que lo hicieron quien es: “la música y el arte los conocí allá, pero también aprendí a obedecer. Recuerdo que después de comer nos sentaban en los pupitres y nos tapaban la cabeza con un trapo, y había que hacer la siesta”.

Alcides se apoya en su bastón para sentarse y traer a la mente uno de sus recuerdos más felices, era 1931 y en esa guardería hizo la Primera Comunión. Para celebrar, su padre lo llevó en tranvía hasta Envigado, donde le dio leche y buñuelos. “Fue todo un orgullo”, dice.

Hace un par de meses Juan Alcides volvió a Gota de Leche, la que por varios años fue su casa. Ya no encontró 50 sino casi 200 niños, y en vez de un salón volvió a encontrarse con la casona de cuatro mil metros cuadrados, baldosa roja y una virgen en el centro.

Yolanda Gómez Delgado es la directora de la guardería, con orgullo cuenta que el lugar es una obra social educativa que atiende a niños de sectores vulnerables por las condiciones económicas y sociales. Su preocupación principal es que ellos estén felices y bien nutridos.

“Recibimos niños de entre 7 meses y 6 años y aquí les otorgamos el 75 por ciento de los nutrientes que necesitan para garantizar un crecimiento sano. Además hay apoyo nutricional y psicopedagógico”.

Por estos pasillos han pasado más de 30.000 niños en 100 años de historia. Muchos han dejado en las redes sociales el testimonio de amor al lugar, como Ángela Zapata. “Mi guardería, lugar inolvidable, gracias infinitas. Que sean más centenarios de dedicación, enseñanzas, juegos, aprendizajes, deliciosos alimentos, siestas y personas maravillosas”, escribió el día en el que su guardería cumplió un siglo de vida.


Ayudas son bienvenidas

Gota de Leche, una fundación sin ánimo de lucro, recibe donaciones en la cuenta de ahorros 100-150008-37 de Bancolombia. O a través de las líneas 2177124 – 2181989.





2 comentarios en “Primera guardería de Medellín cumple 100 años

    1. mi hijo es un egresado de gota de leche en el 2016 y aun pasamos por gota de leche y con gratitud me dice que ama su primer escuela que recuerda sus primeros pasos y lo mucho que aprendió y sus juegos siempre quiere entrar a saludar , a Dios gracias por esta oportunidad y que la institución siempre deje huella en las generaciones que pasen por ese lugar es muy acogedor y nos brinda bienestar a nuestros pequeños que es lo que mas queremos en la vida.el niño se llama DEIBY ORREGO CEBALLOS
      FELICITACIONES POR TANTOS MOMENTOS HERMOSOS DE NUESTROS PEQUEÑOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *