domingo, noviembre 19, 2017
Home > Comercio > Polémica por reubicación de venteros

Polémica por reubicación de venteros

El inicio de obras de Paseo Bolívar hizo necesario el traslado de cientos de comerciantes informales al Parque San Antonio. ¿Qué impacto tendrá ese movimiento?

Por Redacción Centrópolis

Julio llegó con un sabor agridulce para los comerciantes informales de la carrera Bolívar en Medellín: la zona que por años fue su puesto de trabajo estará ocupada por obreros que harán realidad el proyecto Paseo Bolívar, tal y como lo anunció CENTRÓPOLIS en su edición de junio.

Por esa razón, 50 de estos comerciantes -los estacionarios que estaban instalados en módulos fijos-, fueron trasladados al Parque San Antonio, mientras que los demás recibieron la opción de permanecer cerca, aunque sin lugar fijo y con el compromiso de no obstaculizar el espacio público.

Guillermo Giraldo, presidente de la Unión de Venteros Informales de Medellín, Uvimed, manifestó el temor de que las familias de sus compañeros se queden sin ingresos. “El Parque San Antonio no es una zona tan comercial, y lo más seguro es que las ventas bajen mucho. Entonces ¿cómo vamos a mantener a nuestros hijos?”, dijo.

Marlin Irina Rodríguez, subsecretaria de Espacio Público de Medellín, aseguró que la selección del nuevo espacio para los comerciantes fue producto de un análisis. “Se eligió porque es un lugar cercano (a Bolívar) y no queremos que se alejen de las zonas donde tradicionalmente han estado”.

Según Rodríguez, los vendedores estarán allí por unos tres a cuatro meses, y durante su permanencia habrá control y vigilancia. De hecho, su regreso a Bolívar dependerá de que cumplan una serie de requisitos que incluyen legalidad en los productos que venden, mínima ocupación del espacio público y acatamiento del Código de Policía.

Desde la Alcaldía reportaron, además, que se está gestionando la realización de eventos culturales en el parque para llevar más gente hacia él.

Jhonny Rentería, mesero en un bar en San Antonio, dijo que la llegada de nuevos vecinos no lo preocupa porque su actividad se concentra en la noche, cuando ellos ya se han ido. En cambio Diana Jaramillo, administradora de una cigarrería de la zona, sí se mostró inconforme por la competencia directa: “ellos no pagan impuestos y los van a ubicar en la misma zona donde yo tengo que pagar un arriendo fijo. ¿Le parece justo?”, cuestionó.


Los afectados

Según reportes de la Alcaldía de Medellín, en total 300 comerciantes están en la zona de influencia del proyecto Paseo Bolívar. Además de los 50 estacionarios trasladados, unas 180 ventas semiestacionarias serán ubicadas en sectores de la Avenida Oriental, Maturín, Pichincha, Carabobo, La Bastilla, Junín y Ayacucho.

A los fotógrafos y artesanos de la Plaza Botero se les permitirá seguir en ese sitio porque allí sólo se realizará un mantenimiento del suelo, actividad que no compromete su seguridad ni la de los turistas, informó la Alcaldía.


La obra

Así será la construcción:

El viernes 14 de junio inicia la construcción, que está liderada por la Secretaría de Infraestructura de Medellín, en convenio con EPM.

La Alcaldía de Medellín reportó que el objetivo central del proceso es crear espacios para el peatón. Por eso en los 52.000 metros cuadrados del Paseo se sembrarán 148 árboles, se crearán 510 jardines y los primeros 591 metros de cicloruta.
Una de las principales novedades será la iluminación de los bajos del Metro, en un intento por revivir la vida nocturna en el centro, aprovechando atractivos como la plazoleta de las esculturas del maestro Botero, los bares, cafés y librerías.

Los contratos de obra están suscritos por un año, reportó la Subsecretaría de Espacio Público, que aclaró que las intervenciones se desarrollarán por etapas, llamadas polígonos.

El primer polígono arrancará en la carrera Bolívar, entre calles San Juan (44) y Maturín (46). Durante este mes se empezarán los trabajos simultáneos en otros polígonos: uno en Bolívar entre Colombia (calle 50) y Calibío (calle 52); otro entre Calibío y la Avenida de Greiff (carrera 53).

Los restantes irán en vías vecinas de Carabobo, en las que habrá intervenciones: en Boyacá (calle 51) entre carreras Bolívar (51) y Carabobo calle 52); y en Carabobo (carrera 52) entre Boyacá (calle 51) y Calibío.


 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *