domingo, noviembre 19, 2017
Home > Infraestructura > Parques del Río: Desinformación y pérdidas

Parques del Río: Desinformación y pérdidas

Los trabajos preliminares de la etapa 1B no están listos y las vías continúan cerradas. Comerciantes de la zona se quejan por afectación y por la poca información que han recibido al respecto.

Por Redacción Centrópolis

14 meses de retraso acumula la construcción de la etapa 1B de Parques del Río y ni siquiera se ha completado el traslado de redes de servicios públicos (tuberías de agua, alcantarillado y redes de gas), que son indispensables para poder empezar a excavar en el terreno.

El contrato para mover esas redes se firmó entre EPM y la firma bogotana Oceisa el 26 de mayo de 2016, con el compromiso de que todo estaría listo el 26 de marzo de 2017. Y aunque varias vías se cerraron y el pavimento se abrió, al día de la entrega apenas se habían cumplido el 20% de los trabajos.

Ante este panorama y la falta de respuesta de Oceisa, EPM declaró la caducidad del contrato el pasado 3 de abril y cuatro días después firmó uno nuevo con la Comercializadora S&E, con plazo de ejecución de 210 días y un valor aproximado de 37.407 millones de pesos.

Ana María Sossa, coordinadora de mercadeo relacional en la firma Asteco, vecina de la obra, aseguró que la movilidad en el sector se volvió imposible y eso ha impactado directamente a su fuerza de ventas.

“Nosotros tenemos entre 70 y 80 por ciento de personal en ventas, y ya no pueden venir porque se gastan horas en llegar. Muchos han tenido que trabajar desde la casa y quienes íbamos a restaurantes cercanos para almorzar, ya optamos por no salir. Hasta los gerentes tuvieron que cambiar los carros por el metro”, dijo.

En el almacén de Asteco, donde se venden insumos para la industria, el flujo de compradores también bajó y los clientes empezaron a exigir más entregas a domicilio.

Sossa y sus compañeros se enteraron de la obra que tenían por vecina de casualidad. “Ni EPM ni la Secretaría de Movilidad nos informan de eso. Acá cerca cerraron una vía, una compañera preguntó y le dijeron que se iban a demorar 45 días y eso fue hace tres meses. Por casi dos meses no vimos a nadie trabajando, hasta que esta semana volvieron los obreros y nos dijeron que habían cambiado el contratista”, contó.

Diego López, asistente de la administración en el restaurante Los Coches, también contó que las ventas en su local disminuyeron cuando empezaron las obras. Al ser consultado por lo que se está construyendo, dijo que no sabía.

EPM aseguró que no tiene un cálculo del impacto que trae esta demora para el comercio y aclaró que ya tramita la declaratoria de incumplimiento del contrato para hacer las respectivas reclamaciones ante las aseguradoras.

Sobre la fecha de reinicio de las obras, informó que sería en la primera semana de mayo. Así las cosas, los traslados apenas estarían finalizando en enero de 2018 y la construcción del nuevo soterrado acumularía por lo menos 23 meses de retraso.




¿Para cuándo Parques del Río 1B?

Si no hay nuevas demoras en el traslado de redes, para febrero o marzo de 2018 estaría comenzando la excavación del soterrado.

Ese contrato fue firmado por el anterior alcalde Aníbal Gaviria, con el Consorcio SSV32 formado por las empresas Sainc Ingenieros, Subsuelos S.A y Construcciones Vera con un plazo de 22 meses y un costo inicial de 162 mil millones de pesos.

Si no hay otros retrasos, apenas en diciembre de 2019 se estaría entregando la obra que, según los cálculos iniciales, debería finalizar en 2018.

¿Qué sobrecostos generará eso y qué impacto tendrá en el bolsillo de los comerciantes? Hasta ahora nadie se anima a hacer cálculos. “Es muy arriesgado”, dijo una fuente de la Secretaría de Infraestructura.

Pie1: Este mes inicia el nuevo contrato de traslado de redes, que durará 22 meses.

Pie 2: Más de un año de retraso acumula el proyecto Parques del Río


“No nos hemos movido por las ferias”

Milena Pérez, vendedora de dulces y bebidas en los alrededores de Plaza Mayor, manifestó que la movilidad en tiempos de ferias se ha complicado. “En las ventas se siente eso, y cuando no es un extremo es el otro: o hay una feria y a esto no le cabe un carro más en la fila, o no hay nada y nadie se asoma porque le da pereza aguantarse el taco”, dijo.

La mujer y sus vecinos cifran sus esperanzas en ferias como Colombiamoda. “Nos da esperanza es que pronto deben terminar”, dijo. Cuando CENTRÓPOLIS le explicó la magnitud de las demoras, la vendedora sólo atinó a preguntar: ¿por qué nadie nos cuenta esas cosas?





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *