Por: Juan Moreno

Vengo del futuro para contarles cómo ha “evolucionado” nuestra ciudad en los próximos 10 años. Bueno, en 11, para que se vea la cifra redonda. Pillen pues lo que me encontré:

El alcalde, Sebas Villegas, solicitó una licencia no remunerada mientras presenta su tesis en el preuniversitario de Ciencias Políticas que está haciendo a distancia en Harvard y mediante una aplicación que le llega a sus gafas de Google. Es el mandatario más joven de nuestra ciudad, a los 20 años, sucediendo a Manuel / Manuela Jenner, nombre artístico del anterior alcalde / alcaldesa, primer mandatario / mandataria de la comunidad LGBTI.

Dicen los analistas políticos que su selfie en el tarjetón electrónico, sacando la lengua y con su Golden Retriever, sus gatos adoptados en La Perla y su zarigüeya doméstica, fue determinante para que los nuevos electores lo escogieran, gracias a que la Registraduría Nacional habilitó la votación por Instagram, Twitter y hasta en Linkedin, demostrando que esta última sí sirve para algo. Además, en el debate que sostuvo en Facebook Live con Emiliano Echavarría, Violeta Estrada y Luna Gaviria, fue el que más likes obtuvo en forma de corazón porque la manito arriba ahora resulta ofensiva para algunos colectivos.

Su movimiento, Comprohipster Ciuvegano Animalista de las Bicis, obtuvo además diez escaños en el Concejo de Medellín, que ahora sesiona al aire libre en el parque de Ciudad del Rio, que acaba de declararse “zona libre de gente que no fuma nada”, para hacer más

plurales las decisiones que allí se toman, incluso las mascotas tienen voto, aunque no voz, pero ya Ruta N está trabajando en eso en asocio con el Parque Explora, en donde hay una exposición de gente rara que no asume ninguna postura política ni pertenece a ningún ismo. “Gente conspiradora”, dicen sectores radicales.

A propósito, aún hay voces de protesta a raíz de su acto de posesión en una fonda de Las Palmas, pues a dos secretarios no los dejaron entrar con la contraseña de la cédula. La nueva Secretaría de Redes Sociales y Alcance Mediático prepara una comunicación al respecto, que será publicada vía Snapchat y podrá ser consultada en las historias de Whatsapp.

Mientras tanto el programa Buen Comienzo tiene ya su política de alimentación basada en batidos de quinua y leche de soya, con carne de lentejas y arepas de chía en el desayuno de los niños. Saris Restrepo, la Secretaria de Bienestar Deli y Lauris del Valle, Directora de Atención y Orientación a Papitos y Mamitas, ya han “socializado” un plan de desarrollo al respecto con sensibilización especial para los hijos peludos y todo lo que tenga cuatro patas.

El centro de la ciudad ahora se llama Downtown y es un distrito comercial y turístico. Las principales fachadas han sido decoradas por hologramas en videomapping. Ahora parece que sí hay un verdadero centro histórico, pero, como desde hace más de una década, nadie sabe al fin en dónde queda.

Ahora lo más play es vivir en los lugares que alguna vez ocuparon cuevas y plazas de vicio, pues su aspecto vintage y rústico atrae cada vez más gentes cansadas del congestionado sur de la ciudad. “Necesitamos una política pública para El Poblado”, se oyó decir después de que se trasladara allí permanentemente un grupo de “población en estado de recogimiento e indefensión vulnerable por su incapacidad para no ofenderse por las vicisitudes de la vida”, que es como se llama ahora a los que todo los deprime.

Aún tratan de explicarle a los colectivos desposeídos de vivienda estable, que es como ahora se les llama a los que alguna vez fueron mendigos, que igual, por más que se acuesten en la zona arborizada donde estaban las pirámides de la Oriental, si llueve, se mojan.

La empresa de servicios públicos está muy preocupada por el derroche en la recarga de carros, buses, motos, bicicletas y hasta aviones eléctricos, se habla de racionamiento y busca estimularse de nuevo el uso del carro a gasolina para evitar la quiebra de Ecopetrol, “solo a punta de autos clásicos y antiguos, de esos que usaban gasolina, sobreviviremos”, expresó el presidente de dicha entidad.

A propósito, el Metro acaba de inaugurar la línea W del Metrocable, esta vez, entre Llanogrande y Parques del Rio, tras fracasar la propuesta de un concejal del Movimiento Armónico Simple para aplanar las lomas e instalar más puestos de bicicletas (bicis, perdón, bicis). Se sospecha que dicho personaje tiene, o una fábrica de bicicletas o se le fue la mano en la dosis personal, que ahora es de 250 gramos. La propuesta tampoco caló mucho porque se hizo notar que tras de ella estaría un contratista que aún no entrega una obra que debió estar lista en agosto de 2018.

El túnel de Oriente ya ha sido cambiado de sitio por quinta vez y sigue disgustando a la comunidad. “Le falta una oreja”, “la pendiente es muy alta”, “no hay salida por la loma en doble vía”, etc. “El cobro de valorización ha disminuido sensiblemente, pues El Poblado ya bajó tres estratos”, dijo desde su casa en una urbanización de El Retiro, un exintegrante de la JAC de ese “barriecito”.

Los centros comerciales de esa zona ya son outlets y almacenes de “todo a mil”, al Parque Lleras no le cabe una fonda más, incluso, el Pueblito Paisa tiene una sucursal allí y en algunos sitios ya están capacitando y todo a los empleados para que hablen en español con los lugareños y reciban pesos. Se rumora, además, que la nube de “material particulado” que aún permanece sobre Medellín, proviene de este lugar y no del centro, donde hay que entrar a pie o en tranvía o en bici o en algo que sea eléctrico, “no vaya a ser que se nos vuelva como El Poblado, mija”. Dijo una señora nacida en 1990.