viernes, noviembre 17, 2017
Home > Comunidad > Liberan mosquitos contra el dengue en Medellín

Liberan mosquitos contra el dengue en Medellín

Con el fin de reducir los casos de enfermedades como dengue, zika y chikunguña que en los últimos años han afectado tanto a Medellín, continúa la liberación de una clase de mosquitos que contrarrestarán el problema. Le contamos de qué se trata esta solución.

Por: Daniela Jiménez González

La bacteria Wolbachia se encuentra presente, dentro de las células de algunos insectos como mariposas, polillas o moscas de la fruta. Cuando los mosquitos Aedes aegypti, responsables de infectar a los humanos con enfermedades como dengue, zika y chikunguña, son modificados con esta bacteria, quedan incapacitados para propagar dichas enfermedades.

El descubrimiento de este fundamento científico, fue realizado por investigadores australianos del Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales (Pecet) de la Universidad de Antioquia, quienes lideran el proyecto “Eliminar el Dengue Desafío Colombia”. La iniciativa consiste en liberar en Medellín mosquitos portadores de Wolbachia para que se apareen con los mosquitos locales, transmitan la bacteria a su descendencia y así disminuyan los casos de dengue, zika y chikunguña en la ciudad.

La prueba piloto inició en el barrio París de Bello. Allí presentaron el proyecto de casa en casa, realizaron capacitaciones y la comunidad dio su consentimiento para liberar los mosquitos. Así, se liberaron entre dos y tres mosquitos por vivienda durante varias semanas. La evaluación posterior de los resultados fue muy positiva: tras terminar las intervenciones, el 95 por ciento de los mosquitos del barrio Paris ahora portan Wolbachia y no pueden propagar el dengue.

Con estos buenos resultados, la Organización Mundial de la Salud —OMS— avaló el proyecto y le pidió al gobierno y a los ministerios que evalúen esta nueva medida de control, debido a su preocupación ante la ineficacia de los métodos actuales para mitigar los contagios de dengue y de lo contaminante que resulta para el medio ambiente procesos como las fumigaciones.

Camino a la erradicación

A la fecha, los mosquitos ya se encuentran en la zona nororiental (Aranjuez, Santa Cruz y Manrique) y el 17 de octubre llegarán al Poblado. “En un año esperamos haber liberado mosquitos en todo Medellín. También estamos hablando con los secretarios de salud de otros municipios del Valle de Aburrá y con el director del Área Metropolitana, porque la idea es que toda el área esté libre de estos virus”, afirma Iván Darío Vélez Bernal, director del Programa. El centro de la ciudad será una de las últimas comunas en ser intervenidas. Si bien no hay una fecha exacta, se estima que las liberaciones de mosquitos en La Candelaria comenzarán aproximadamente en mayo o junio del año entrante.

Según Rita Almanza, epidemióloga de la Secretaría de Salud de Medellín, en 2016 se conocieron 17.890 casos de dengue en nuestra ciudad. En comparación con el primer semestre de 2017, se presentó una disminución del 80 por ciento, pues se han reportado solo 1398 casos en Medellín, de los cuales 55 han sido en el centro de la ciudad. En el primer semestre de 2016, en cambio, ya la cifra alcanzaba los 14.000 contagios en el municipio.

Otras estrategias que contribuyeron a esta disminución de casos, según Almanza, se concentran en una medida integral de la Secretaría de Salud en la que se capacitan médicos, enfermeras y todas las instituciones de salud para el manejo y atención de pacientes. Además, se realizan actividades educativas en las comunidades y controles entomológicos para buscar y eliminar criaderos de mosquitos.

Para seguir contribuyendo a esta disminución es fundamental una adecuada socialización de la nueva estrategia entre los habitantes de cada sector. “Necesitamos que las personas sepan que es una medida segura. Se ha hecho público para que la gente sepa que la Universidad va a llegar a liberar unos mosquitos, pero que esto no tiene ningún riesgo para la salud de las personas, porque la bacteria Wolbachia no infecta a los humanos, ni les produce ningún daño. No es peligrosa”, indica Vélez.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *