Con la renovación de sus fachadas, y la cualificación y mejoramiento del espacio público, esta calle del centro de la ciudad busca recuperar su valor para los ciudadanos.

Por: Íngrid Riaño Cruz 

Fotos: Omar Portela

El paseo Junín está en el recuerdo de los padres y los abuelos como un lugar al que acudían a comer helado, a tomar un café, a encontrarse, conversar y disfrutar con la familia y los amigos. Allí no podía faltar tomarse una foto para la posteridad. Este es tal vez el único lugar de la ciudad en el que un sustantivo se convierte en verbo al decir, “me voy a juniniar”.

En la actualidad, la administración municipal está haciendo intervenciones en Junín para revitalizarla, para que vuelva a ser lo que era antes: un sitio acogedor para caminar y reunirse. Por ello, se han intervenido 22 fachadas de negocios y se está cualificando y mejorando 4.500 m2 de espacio público para que el paseo Junín se vea más bonito, limpio y ordenado.

El mejoramiento integral de las fachadas se realizó en Junín entre La Playa y Caracas (Parque de Bolívar), se intervinieron 8.950 m2 con una inversión de $2.308 millones. Consistió en hacer limpieza, pintura y mantenimiento a las fachadas, retirar avisos que no cumplían con la normativa, sobre todo, en tamaño y cantidad, pues había unos que ocupaban media fachada. Esto con el fin de visibilizar la arquitectura escondida por décadas, dentro de ellas, una de gran riqueza patrimonial como es la republicana y disminuir la contaminación visual generada por los avisos.

Así mismo, se cambiaron algunos elementos arquitectónicos como puertas y ventanas; además, los aires acondicionados que se veían en el corredor se taparon con láminas microperforadas o se llevaron a las terrazas. También se ocultaron los cables. La gran mayoría de los comerciantes de Junín se acogieron a este proyecto.

Pilar Velilla Moreno, gerente del Centro, expresó “Junín renació, hoy luce su mejor cara y aunque apenas unas pocas fachadas recuerdan la arquitectura republicana que tuviera el centro en un pasado cercano, la calle se ve limpia y lista para comenzar una transformación social que tomará su tiempo”.

La renovación de las fachadas de Junín se realizó mediante participación publico-privada, siendo la primera vez que esto se aplica no solo en la ciudad, sino también en el país en un programa de estas características. Daniel Madrigal Arango, subdirector de Gestión de Paisaje y Patrimonio de la agencia APP, explicó que “el equipo social de la agencia estuvo en el territorio durante toda la ejecución del proyecto, se hizo una caracterización de los comerciantes y los negocios. A los propietarios se les presentó el proyecto y se llegó a un acuerdo de una participación público-privada que en el caso de Junín, por ser un proyecto piloto, se tuvo una participación del 85% del sector público y del 15% del sector privado”.

Aseguró que se continuará con el Parque de Bolívar y el Pasaje La Bastilla, pero para los siguientes proyectos se tendrá una participación del 70% de inversión pública y 30% de inversión privada.

Los comerciantes de Junín se muestran a gusto con la renovación de este corredor. Mónica Muñoz Orrego, administradora de la tienda de ropa masculina Polo Club, manifestó que “la fachada quedó muy linda, la tienda se ve más. Antes se veía triste, opaca, porque la fachada estaba muy deteriorada. El cambio de la fachada nos ha traído más clientes”.

Carlos Agudelo Ochoa, gerente de Plata Martillada, aseveró que “la fachada de nosotros es la más bonita del Centro, no hubo que hacerle nada porque tiene el tamaño preciso que ellos necesitaban, pero estamos muy contentos con los arreglos que les hicieron a las fachadas de nuestros vecinos porque le dio un mejor aspecto a Junín desde La Playa hasta Caracas. Ojalá se siga manteniendo el orden y la disciplina para que no dejemos caer lo que se ha hecho”.

El administrador del restaurante y pastelería Versalles, Carlos Enrique García, dio su concepto sobre la renovación de las fachadas de Junín en el siguiente audio. 

En cuanto al mejoramiento y cualificación del espacio público en Junín, se hizo una inversión de aproximadamente $152 millones para cambiar los teléfonos públicos por unos más modernos, limpiar y hacer mantenimiento a las bancas y a los postes, y con la comunidad y los comerciantes, trabajar las jardineras. Está en proceso el mantenimiento del piso de adoquín, y la instalación de las quince placas de la memoria de 60 centímetros de diámetro que se incrustarán en el suelo, además de las que estarán ubicadas en diferentes puntos del paseo.

Aunque actualmente ya se encuentra instalada la placa de “juniniar a través de la historia”, también se pondrán otras en lo que era el Club Unión, en Versalles, en el Astor. La idea es que mientras el transeúnte vaya recorriendo el paseo pueda leer parte de la historia de los lugares representativos de esta calle. Se tiene proyectado que la entrega de esta obra también se realice en septiembre.

Daniel Madrigal Arango, subdirector de Paisaje y Patrimonio de la agencia APP, se refirió a las placas de la memoria en el siguiente video. 

Finalmente, acerca de la cualificación y mejoramiento del espacio público en Junín, Didier Herrera Herrera, transeúnte habitual del sector, dijo que “se mejoraron mucho los espacios, quedaron más renovados para compartir y disfrutar en familia. Lo que más me gustó es que el cemento fue cambiado por naturaleza”.