Por: Andrés David Álvarez Rincón

Hace unos días me acerqué a la notaria 7ª, ubicada en la Cl. 55 #46-21 de Medellín, para sacar copia de dos escrituras que allí reposan. Al solicitar las “copias simples” que tienen un valor de $8.200, la notaría me cobró $94.000, es decir, en vez de lo solicitado me pedían el costo de una “copia auténtica”.

Elevé mi queja ante la Superintendencia de Notariado y Registro en Bogotá, quienes me respondieron que las notarías deben expedir las copias simples si así lo requiere el usuario o ciudadano, por lo tanto fue obligación de la notaría devolverme el dinero cobrado de más y sacar las copias simples.

Escribo para que la ciudadanía no se deje meter los dedos a la boca y exijan sus copias simples cuando así lo requieran, ¡es nuestro derecho!, pero como la gente no sabe se está dejando cobrar cantidades de dinero innecesarias por las copias expedidas.