Este martes 30 de octubre se conoció que la Clínica Medellín, entidad líder de salud en la capital antioqueña, fue adquirida por la compañía española Quirónsalud, del fabricante alemán de tecnología sanitaria Fresenius, por un valor cercano a 50 millones de euros ($181.000 millones de pesos).

La operación fue finiquitada por Quirónsalud tras un acuerdo con los actuales accionistas de la Clínica Medellín para la adquisición de la mayoría de su capital. El cierre de la operación se hará en próximos meses, una vez se logren las autorizaciones de los entes reguladores colombianos.

De esta manera Quirónsalud comienza la consolidación de su plataforma hospitalaria en Latinoamérica, tras la exitosa experiencia del Grupo en Perú, donde está presente desde principios de 2017 a través de la Clínica Ricardo Palma.

La Clínica Medellín a lo largo de sus 61 años de historia siempre había sido propiedad de inversionistas colombianos y tiene actualmente dos sedes ubicadas en el occidente y en el sur de la ciudad, con capacidad de 185 camas, 12 quirófanos, unidades de cuidados intensivos y un reconocido equipo médico.