El centro de Medellín: un mutante eterno de mil rostros 

Nov 23, 2020 | Comunidad

¿Quiénes han habitado y habitan hoy el centro de la ciudad? Las épocas han marcado los distintos rostros de sus ocupantes. 

 Por: Víctor Vargas 

Dijo algún economista y autor local que las ciudades son el reflejo de quienes la habitan, pero en el caso de Medellín ese tiempo parece que ya pasó y hoy su centro, que una vez fue origen de la urbe y espejo de sus gentes, es en la frase habitual, un lugar de todos y de nadie. 

Desde los primeros españoles y criollos asentados en la Plaza Mayor o Parque de Berrío, hasta el presente con una multiplicidad de actores -más itinerantes que residentes-, muchos son los rostros de quienes han habitado el centro. 

Y es queadvierte el gestor cultural, exdirector del Teatro Pablo Tobón Uribe y hoy director del Claustro de San Ignacio para Comfama, Sergio Restrepo; la pregunta sobre quiénes han habitado el centro de Medellín, “es compleja y retadora. No creo que haya una sola o única forma de contestarla porque no hay un centro, tendríamos que hablar entonces primero de esos centros”. 

Para Restrepo, esa construcción de una posible definición de los residentes de una ciudad, relativamente joven, si se compara con otras de mayor presencia en la historia colombiana o mundial, pasa por considerar el centro geográfico de la misma. 

De hecho el antropólogo y miembro de la Academia Antioqueña de Historia, Víctor E. Ortiz G. relata que el centro de la ciudad en sus primeros siglos gravitó en torno a las élites que se asentaron y la lideraron durante ese proceso de conformación, una situación que la hace diferente de muchas ciudades. 

Por ejemplo, los ricos de París han vivido en el mismo lugar durante siglos mientras que en Medellín los ricos se fueron moviendo y eso es muy particular porque son otras nuevas maneras de habitar los territorios, de que la ciudad se expandiera de otra manera”, reflexiona el historiador. 

Por ello, no debe olvidarse que el 2 de marzo de 1616 es fundada la población de San Lorenzo de Aburrá en el lugar que hoy ocupa el Parque de El Poblado, en el sur y que comenta Ortiz “cuando ya comenzamos a ver la ciudad, hay que saber que los españoles le dejaron un muy buen territorio del valle a los indígenas en lo que hoy conocemos como EPoblado. Era un resguardo indígena muy grande para ellos tener la ciudad española, una nueva ciudad donde hoy está el Parque de Berrío y dejando los terrenos del poblado de San Lorenzo para proteger también a las familias indígenas”. 

Es en este punto donde se puede empezar a hablar de un centro geográfico fundacional en relación con lo que se define en la actualidad como el centro, un lugar que por el contrario, para Sergio Restrepo, en su concepto de múltiples centros, aún hoy sigue siendo diverso como sus habitantes 

“Hay un centro geográfico, un centro que está definido, entonces podría ser esa cosa que se llama centro, que yo nunca he podido entender y que que va como desde la 30 hasta Zona Norte y desde la 65 hasta la Casa de la  Memoria o la 36; otro que es el centro más tradicional que va desde San Juan hasta Echeverry, y desde la Avenida del Río hasta la 36 y para mí como centro fundacional es ese centro que vivimos nosotros, pero lo primero es que hay que acotar de cuál centro estamos hablando”, dice Restrepo quien precisa también que para él no es lo mimo “la Oriental hacia arriba que la Oriental hacia abajo”. 

El centro, una ciudad en torno a los poderosos 

Ese centro que se mueve según sus habitantes, hacendados y comerciantes, se movió según estos elegían un nuevo lugar para habitar. 

Ortiz G. recuerda que de la Plaza Mayor se movieron a Guayaquil, de allí a la ribera de Santa Elena; luego se movieron hacia la Nueva Villa o Villanueva “buscando la cercanía con la catedral y de allí, con otra realidad urbanística que les permitió a los ricos vivir juntos, se movieron todos al barrio Prado. Aquí podemos hablar de un fenómeno de migración de las élites, algo que no se ve en otras ciudades del mundo”. 

Hasta este momento, habitaron el centro de la ciudad los medellinenses con mayores capacidades económicas y familias tradicionales y que se mezclaban tanto con quienes proveían los servicios a estas élites -que provenían de los poblados de la periferia- como aquellos que en las primeras décadas del siglo XX visitaban el centro por su oferta cultural (teatros y cines) y comercial. 

“Caminar por el barrio Prado era como caminar por el barrio de las celebridades: el gobernador, el alcalde, los empresarios, vivían allí”, expresa Ortiz G. 

Pero es justo en esa mitad del siglo pasado que, con el creciente desarrollo del centro como referente comercial, esas élites que lo habitaron migraron hacia Laureles. “Pero conforme se fueron dando esas migraciones, conforme la gente se fue yendo, por supuesto se da un fenómeno de abandono o un fenómeno de resignificación del uso de los inmuebles y quiénes los habitaron. Entonces ‘las casas’ no estaban abandonadas pero ya no las entiendes en relación con una tradición familiar, ya no las amarraba al apellido de quienes las habían construido”. 

Comienzan entonces a darse en Colombia los fenómenos migratorios desde la ruralidad a zonas urbanas, que encontraron en un centro de Medellín -ya entonces menos residencial y bastante comercial-, un lugar para asentarse y procurar su sustento. 

Para Carlos Restrepo, líder cívico y comercial del centro durante décadas, en los años 60, habitaron la zona todavía algunas familias tradicionales asentadas en los edificios y casonas de las calles principales como Caracas, Maracaibo y, Palacé. Su familia se asentó en un edificio construido por la suya sobre la carrera Sucre, el hogar que ha habitado por más de 60 años. 

“Sin embargo, en los años 50, 60, 70, el centro comenzó a cambiar. Yo lo relaciono también con la migración de las familias tradicionales, el surgimiento de los centros comerciales que se llevaron las marcas comerciales y luego la partida de las sedes de la Alcaldía y la Gobernación hacia el sector de Guayaquil y entonces empezaron a habitar el centro personas con menores posibilidades económicas y todo el fenómeno de residentes sin apropiación por el centro”, apuntó Restrepo. 

Este proceso de cambio de habitantes, lo define Sergio Restrepo con una figura bastante sugestiva en la que menciona el proceso por el que las élites se fueron del centro a Laureles, luego a El Poblado y hoy al Valle de San Nicolás. “Entonces al centro se le comieron toda la carne dejaron el hueso y ese hueso es una especie de analogía con el origen del hombre de una relación muy especial porque al hombre cazador que le quedaba ese hueso buscaba la médula, el tuétano”. 

En ese orden de ideas, el gestor cultural explica que la gente que vive en el centro hoy ha variado. “Aún existe un número de personas muy adultas que añoran ese centro antiguo. Lo habitan también muchos jóvenes que han compartimentado esos apartamentos grandes y están viviendo en espacios más pequeños y existe una forma de habitar el centro que son los inquilinatos de todo tipo”. 

Para el hoy director del Claustro y el historiador Ortiz G., también habitan el centro aquellos quienes lo hacen vivir, quienes encienden ese concepto de que el centro se apaga “como una máquina”. Que los poco más de 80.000 habitantes residentes que indica Restrepo son los permanentes, se mezclan con múltiples grupos, ahora y a través de los años. Algunos gremios, tribus urbanas que han ido venido. 

En la actualidad, dice Sergio Restrepo, “el centro está habitado de múltiples maneras y por muchas personas. Creo que se convierte en una suma de resistencias de los derechos civiles y el pensamiento muy poderosos y potentes: en Barbacoas está la resistencia de la población LGBTIQ+, así como en San Antonio y cerca de la Plaza de Flórez, está una resistencia de la población negra; además de los grupos de artistas que lo habitan y llenan de magia y de cultura los barrios del centro”. 

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

También le puede interesar

Planee la semana de Receso

Planee la semana de Receso

Aquí le contamos que hacer durante esta semana de receso escolar:   Visita las UVA  Las Unidades de Vida Articulada (UVA) son zonas recreativas que llevan luz y actividades divertidas a diversas comunidades en la periferia de Medellín. Sin costo alguno, los...

leer más
Notarías de turno este sábado en Medellín

Notarías de turno este sábado en Medellín

Por medio de la resolución 00610 de 2021, la Superintendencia de Notariado y Registro (SNR) determinó los turnos en los que las notarías del país prestarán servicio al público durante los sábados de 2021.  Para determinar estas jornadas se tiene en cuenta la...

leer más
El centro requiere más toma de decisiones

El centro requiere más toma de decisiones

El centro no va bien. Puede sonar desalentador pero muchos aspectos concernientes a la comuna 10 requieren la toma de decisiones contundentes para evitar que el territorio siga perdiendo competitividad y que, por el contrario, sea más llamativo para empresarios,...

leer más
Rechazo a los actos vandálicos del 28 de septiembre

Rechazo a los actos vandálicos del 28 de septiembre

Hasta pasadas las 9:00 de la noche de este martes 28 de septiembre se prolongaron las movilizaciones ciudadanas convocadas en el marco del paro nacional. La jornada contó con el acompañamiento de los grupos de apoyo de la Alcaldía de Medellín y después, en la...

leer más
Huecos y más huecos

Huecos y más huecos

Por: Juliana Suescún Cada vez se ha vuelto más recurrente toparse con huecos por la aceras del Centro de Medellín, como estos en todo el corredor del tranvía de Ayacucho. Ya no se sabe si transitar con la mirada hacia el piso o hacia el frente, porque estos huecos son...

leer más
Vuelve al centro el Festival de Teatro Comfama San Ignacio

Vuelve al centro el Festival de Teatro Comfama San Ignacio

El Festival de Teatro Comfama San Ignacio regresa este año en su cuarta edición y vuelve a realizarse en ese territorio del corazón de la ciudad que le dio su nombre, y que ahora se conoce como Distrito San Ignacio.  El festival está pensado como un evento híbrido,...

leer más

Suscríbase a nuestro boletín