Por: Héctor Muñoz

La presencia de habitantes de calle durmiendo en el centro de Medellín no es una novedad, sin embargo, últimamente la situación ha empeorado. Ahora se observa sin importar si son las 10:00 a.m. o las 3:00 p.m. cómo estos se quedan durmiendo en sus cambuches a las afueras de locales comerciales incomodando a los transeúntes, a los trabajadores y a los dueños de los establecimientos.

Más que todo se está presentando este problema en Maracaibo y en Sucre, generando una impresión de inseguridad y desaseo. No hay suficiente presencia de Espacio Público o Inclusión Social en la zona y la situación ya se salió de las manos. Soy doliente del centro y considero urgente la intervención de agentes reguladores.